La beatificación del mártir Joan Roig Diggle en Radio María

Radio María cumple 21 años en España (Radio María)

El sábado 7 de noviembre, a las 11:00 horas, tendrá lugar en la Basílica de la Sagrada Familia de Barcelona la beatificación de Joan Roig, asesinado por odio a la fe el 12 de septiembre de 1936 en Santa Coloma de Gramenet, a los 19 años. Esta celebración estará presidida por el arzobispo de Barcelona, el cardenal Juan José Omella.

Joan Roig nació en Barcelona en 1917. Fue bautizado en la iglesia de la Inmaculada Concepción de esta ciudad. En 1927 ingresó en el colegio de los Escolapios para iniciar el bachillerato; pero, en 1934, tuvo que trasladarse con su familia a El Masnou. Su padre sufrió un grave problema económico y quedó prácticamente arruinado. Esto hizo que Joan tuviese que dejar sus estudios para ponerse a trabajar. A su vez, en este tiempo se intensificó su relación con Dios. A pesar de trabajar durante la jornada y estudiar por las noches, no dejaba de ir a Misa ningún día. También pasaba largos ratos rezando en la capilla. Empezó a dar catequesis a los niños de la parroquia de San Pedro de El Masnou y se integró en la Federación de Jóvenes Cristianos de Cataluña, donde encontró una comunidad y una misión: llevar a Jesús a los demás. En Joan ardía el amor a Dios y a sus hermanos, que se desbordaba en un gran deseo evangelizador y de mejora de las condiciones de vida de los más desfavorecidos.

Durante la persecución religiosa en España de los años 30, Joan Roig quedó desolado al no poder evitar la quema de la iglesia de San Pedro. Aunque la situación era peligrosa para los cristianos, decidió no esconderse y seguir trabajando para mantener a su familia. Cada día se exponía yendo y viniendo en tren y recibiendo la Eucaristía a escondidas. El 11 de septiembre, su director espiritual, Pedro Llumà, le confía la Eucaristía para que pueda llevar la comunión a algunos vecinos de El Masnou. Aquella misma noche, Joan es apresado y asesinado, no sin antes consumir el Cuerpo de Cristo, que le dio la fuerza para perdonar a sus verdugos y afrontar con serenidad el martirio. Antes de que se lo llevaran para ejecutarle, Joan abrazó a su madre -de origen inglés- y sonriendo le dijo: «God is with me» (“Dios está conmigo”). Y, antes de que le dispararan, sus últimas palabras para quienes le quitaban la vida fueron: «Que Dios os perdone, como yo os perdono».

Con motivo de la beatificación de Joan Roig, el arzobispo de Barcelona, el cardenal Juan José Omella, ha destacado en una carta pastoral el testimonio del mártir para la sociedad actual. El Purpurado ha señalado que “Joan Roig no es una figura de un tiempo lejano”. “Su manera de ser y de actuar -añade el cardenal Omella- habla a nuestro tiempo, complejo y difícil, que conoce el azote de la pandemia del coronavirus, que ha extendido el sufrimiento y la soledad, y que está provocando la muerte de miles de personas”. De este modo, el arzobispo de Barcelona ha expresado su deseo para la celebración de esta beatificación: “Queremos proponer con alegría la vida del nuevo beato a todo el pueblo cristiano como un tesoro de bondad y de santidad”.

Síguenos en www.radiomaria.es, Facebook y @RadioMariaSpain.

(Radio María)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 42428 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).