La caridad no sabe de fronteras ni de confinamientos

En la vida de nuestra Iglesia diocesana hay actualmente como dos dimensiones esenciales, porque brotan del ser mismo de la Iglesia: Cáritas y Misiones.

La esencia y el dinamismo de una comunidad viva brota de la intensidad con que se viva el amor, realidad que tiene siempre dos caras: Dios y el prójimo. En estos momentos nuestra sociedad se ve afectada no solo por la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, sino por la económica que ya está generando tantas preocupaciones e innumerables sufrimientos. Ante esta grave situación se unen estas dos fuerzas. Un ejemplo claro de lo que estoy diciendo lo encontré al recibir en mi teléfono un mensaje que me llegaba desde la otra parte del Atlántico. Uno de nuestros sacerdotes misioneros está viviendo una experiencia radical de compromiso personal y eclesial: apoyado en la Cáritas de aquellos lugares llevó apoyo y alimento, no solo a las más de 600 personas privadas de libertad que se encuentran hacinadas en una de aquellas cárceles y que además están afectados por el COVID-19, sino también a las familias de los reclusos.

La Delegación Episcopal de Misiones de Ourense, desde su corazón, que es el de esta Diócesis, envía a estos sacerdotes, religiosas y religiosos misioneros, vinculados con nosotros, todo lo que puede, y más que desearíamos enviar si fuesen mayores nuestras posibilidades.

En estos momentos en los que, también aquí, estamos viviendo esta pandemia y sufrimos en nosotros y en otros sus graves consecuencias, no podemos olvidar que la caridad no sabe de fronteras ni de confinamientos, la caridad es una fuerza que siempre nos está empujando a “salir” y a “lanzar las redes” bregando “mar adentro” porque la mies es mucha.

Seamos generosos con esta Obra Misionera de nuestra Iglesia Diocesana y descubriremos que el Señor cumplirá su palabra concediéndonos el “ciento por uno” y, lo que es más importante, la vida eterna.

Con afecto y agradecimiento por vuestra ayuda, os bendice.

+ Leonardo Lemos Montanet

Obispo de Ourense

Mons. José Leonardo Lemos Montanet
Acerca de Mons. José Leonardo Lemos Montanet 54 Articles
Mons. J. Leonardo Lemos Montanet nació el 31 de mayo de 1953 en la parroquia de Santiago de Barallobre, ayuntamiento de Fene, provincia de Coruña y diócesis de Santiago de Compostela. A los 9 años se traslada con su familia a Ferrol, por destino de su padre, donde realiza los estudios hasta el bachillerato superior. Cursó el COU en el Instituto Xelmírez de Santiago de Compostela al tiempo que realizaba el propedéutico en el Seminario Mayor. Cursará los Estudios Eclesiásticos, siendo ordenado Diácono en el año 1978. En septiembre de ese mismo año será nombrado Formador en el Seminario Menor Diocesano de la Asunción. Desde este momento es socio de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz. El 19 de mayo de 1979 será ordenado Sacerdote al servicio de la Archidiócesis de Santiago de Compostela por el arzobispo D. Ángel Suquía Goicoechea. Continuó como Formador del Seminario Menor, al tiempo que colaboraba los fines de semana en la parroquia de Nuestra Señora de la Merced de Conxo (Santiago), hasta septiembre de 1982 en que es enviado a Roma para ampliar estudios. Allí obtendrá la licenciatura en Filosofía Teorética por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma y las diplomaturas de Arqueología Sagrada, Archivística y Biblioteconomía. Más tarde, obtiene el doctorado en Filosofía por la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Roma, en junio de 1987, con la tesis Lo que llamamos ser humano. Ensayo sobre la antropo-ontología de Ángel Amor Ruibal. En el curso 1985-1986 empezará su actividad docente como profesor de Filosofía en el Instituto Teológico Compostelano y en el Seminario Menor de la Asunción, hasta la actualidad. Entre 1986 y 1988 ejercerá de capellán de la Residencia Universitaria Cristo Rey en Santiago de Compostela y profesor de religión en el Chester College International School. Desde septiembre de 1988 hasta junio de 2001 será Formador en el Seminario Mayor de Santiago de Compostela, labor que compaginará como sacerdote adscrito de la parroquia de S. Fernando, desde 1987 hasta la actualidad. Tras su etapa en el Seminario Mayor es nombrado Director Técnico del Seminario Menor Diocesano en el año 2001, cargo que desempeña en estos momentos. En el Instituto Teológico Compostelano, Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, desempeñará el cargo de Vicedirector desde 2007 hasta la actualidad, Director de la Biblioteca de Estudio Teolóxicos de Galicia, desde 1993 hasta 2007 y Director del Instituto Superior Compostelano de Ciencias Religiosas desde 2006. En diciembre de 2003 será nombrado por el Arzobispo de Santiago, D. Julián Barrio Barrio, Canónigo de la Catedral de Santiago de Compostela, ocupando el oficio de Canónigo-Secretario Capitular de la misma. El 16 de diciembre de 2011 la Santa Sede hizo público que S. S. Benedicto XVI lo ha nombrado nuevo obispo de Ourense.