«La economía necesita de los derechos humanos»

Los Obispos Católicos y la Iglesia Evangélica Reformada publican el documento «La economía necesita de los derechos humanos», en la que ofrecen algunas reflexiones teológicas y éticas al respecto con vistas a la votación popular del 29 de noviembre a la que están llamados los ciudadanos suizos.
La Conferencia Episcopal Suiza (CES) y la Iglesia Evangélica Reformada de Suiza comparten las preocupaciones de los promotores de la iniciativa popular «Por una empresa responsable» que invitan a la Confederación Suiza que tome «medidas para que la economía sea más respetuosa con los derechos humanos y el medio ambiente». En el documento titulado «La economía necesita de los derechos humanos», publicado ayer, la Iglesia Católica y la Iglesia Evangélica Reformada ofrecen algunas reflexiones teológicas y éticas al respecto con vistas a la votación popular del 29 de noviembre a la que están llamados los ciudadanos suizos. En las urnas se votará la iniciativa popular «Por unas empresas responsables de la protección de los seres humanos y el medio ambiente», que obliga a las empresas que tienen su domicilio social, administración central o sede principal en Suiza a respetar, tanto en Suiza como en el extranjero, los derechos humanos internacionalmente reconocidos y las normas internacionales en materia de medio ambiente; y por la iniciativa popular «Por una prohibición de financiar a los fabricantes de material de guerra», que tiene por objeto prohibir al Banco Nacional Suizo y a los fondos de pensiones que inviertan en empresas que generen más del 5% de su volumen de negocios anual con la fabricación de material de guerra.

Promover la defensa de los derechos humanos

La Iglesia Católica y la Iglesia Evangélica Reformada sostienen que la iniciativa popular «Para que las empresas responsables protejan a los seres humanos y el medio ambiente» aborda cuestiones fundamentales sobre los derechos humanos y el medio ambiente, preguntando qué puede hacer la justicia para apoyar a quienes no tienen ni el poder ni la oportunidad de luchar por esos derechos y apuntando a la aplicación de normas generales en el ámbito de la responsabilidad empresarial. Es inaceptable para los Obispos suizos y la Iglesia Evangélica Reformada que las normas vinculantes de derechos humanos se conviertan en objeto de negociaciones en el mercado mundial y se sopesen con las cuestiones económicas de la competitividad. «Las empresas que basan sus prácticas comerciales en la aplicación inadecuada de los derechos humanos o en la mala supervisión de sus violaciones obtienen una ventaja económica a expensas de los derechos fundamentales», apoyan a las dos Iglesias, que también ponen de relieve la insuficiencia de la responsabilidad social de las empresas.

Se necesita una protección jurídica más amplia

«Los derechos humanos también protegen el libre mercado, y en particular a aquellos de sus actores que no tienen o no tienen suficientes recursos y por lo tanto no pueden depender de su poder económico», afirma el documento. «La protección jurídica más amplia posible – que abarca la actividad económica pero también y sobre todo los agentes del mercado – es esencial si queremos una economía mundial libre», prosigue el documento, que recuerda que la mayoría de las víctimas de violaciones de los derechos humanos no tienen los conocimientos, las aptitudes o los recursos necesarios para defenderse. Para la Iglesia Católica y la Iglesia Evangélica Reformada, las sociedades internacionales con sede en Suiza deben contribuir activamente a la protección de los derechos humanos donde no puedan garantizarse, responsabilizándose de una cultura empresarial que garantice el respeto de las personas y de sus derechos, aunque sean denegados por su país. Ninguna empresa, concluye el documento de las dos Iglesias, debe beneficiarse u obtener ventajas competitivas de la violación o elusión de los derechos humanos.

(Ciudad del Vaticano, vaticannews.va)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41432 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).