«En la fe y para la fe» – «Él nos eligió en Cristo» (Ef 1,4)

Queridos catequistas, profesores, animadores y acompañantes de personas, grupos y comunidades en el camino espiritual de la fe:

El “Día de la Educación en la Fe” es una ocasión propicia para agradecer al Señor todos los dones que nos concede y para manifestar nuestro público agradecimiento a quienes ponéis a disposición de los demás vuestro tiempo, dedicación y entusiasmo en el itinerario de crecimiento en la fe.

El número 396 del nuevo “Directorio para la Catequesis”, publicado por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, afirma que el objetivo de la catequesis es ser “una educación en la fe y para la fe”, y añade que “la aportación específica de la catequesis a la evangelización es el intento de entrar en relación con la vida de las personas, con sus formas de vida y con los procesos de crecimiento personal y comunitario”.

El texto bíblico que nos acompañará en el nuevo año pastoral nos exhorta a agradecer el don de la elección. San Pablo recoge en la carta a los Efesios un bello himno cristológico dedicado al proyecto salvífico de Dios (Ef 1,3-14). El himno orienta nuestra mirada hacia un triple movimiento temporal:

1) Vivimos el presente bajo el signo de la bendición de Dios. San Pablo comienza bendiciendo al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo “que nos ha bendecido en Cristo con toda clase de bendiciones espirituales en los cielos” (v. 3).

2) El pasado aparece marcado por el sello de la elección. El Padre “nos eligió en Cristo antes de la fundación del mundo para que fuésemos santos e intachables ante él por el amor” (v. 4).

3) En el futuro se presenta nuestro destino: “ser sus hijos” (v. 5). Por medio de Jesucristo, el Padre nos llama a ser sus hijos. No somos esclavos, sino hijos.

Mons. Rino Fisichella dijo en la presentación del “Directorio para la Catequesis”: “La Iglesia, en todas partes del mundo, puede presentar modelos de catequistas que han alcanzado la santidad e incluso el martirio viviendo su ministerio cada día. Su testimonio es fecundo y nos permite pensar que cada uno de nosotros puede seguir esta aventura incluso en la silenciosa, agotadora y a veces ingrata dedicación de ser catequista”.

Pedimos a la Bienaventurada Virgen del Pilar que interceda por todos vosotros para que continuéis viviendo con alegría vuestra personal historia interior.

Recibid nuestra gratitud y nuestro afecto, junto con nuestra bendición.

+ D. Vicente Jiménez Zamora, Arzobispo de Zaragoza
+ D. Julián Ruiz Martorell, Obispo de Huesca y de Jaca
+ D. Eusebio Hernández Sola, Obispo de Tarazona
+ D. Ángel-Javier Pérez Pueyo, Obispo de Barbastro-Monzón
+ D. Antonio Gómez Cantero, Obispo de Teruel y Albarracín

Mons. Vicente Jiménez Zamora
Acerca de Mons. Vicente Jiménez Zamora 252 Articles
Mons. D. Vicente Jiménez Zamora nace en Ágreda (Soria) el 28 de enero de 1944. Fue ordenado sacerdote diocesano de Osma-Soria el 29 de junio de 1968. Es licenciado en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, en Teología Moral por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma y en Filosofía por la Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino de Roma. CARGOS PASTORALES Su ministerio sacerdotal y episcopal está unido a su diócesis natal, en la que durante años impartió clases de Religión en Institutos Públicos y en la Escuela Universitaria de Enfermería, además fue profesor de Filosofía y de Teología en el Seminario Diocesano. También desempeñó los cargos de delegado diocesano del Clero (1982-1995); Vicario Episcopal de Pastoral (1988-1993); Vicario Episcopal para la aplicación del Sínodo (1998-2004) y Vicario General (2001-2004). Fue, desde 1990 hasta su nombramiento episcopal,abad-presidente del Cabildo de la Concatedral de Soria. El 12 de diciembre de 2003 fue elegido por el colegio de consultores administrador diocesano de Osma-Soria, sede de la que fue nombrado obispo el 21 de mayo de 2004. Ese mismo año, el 17 de julio, recibió la ordenación episcopal. El 27 de julio de 2007 fue nombrado Obispo de Santander y tomó posesión el 9 de septiembre de 2007. Desde el 21 de diciembre de 2014 es Arzobispo de Zaragoza, tras hacerse público el nombramiento el día 12 del mismo mes. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro del Comité Ejecutivo desde el 14 de marzo de 2017. Además, ha sido miembro de las Comisiones Episcopales para la Doctrina de la Fe (2007-2008) y Pastoral Social (2008-2011). Desde 2011 era presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, tras ser reelegido para el cargo el 13 de marzo de 2014. El sábado 29 de marzo de 2014 la Santa Sede hizo público su nombramiento como miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.