Orientaciones para la Catequesis en tiempos de pandemia

En este comienzo de un nuevo curso, desde la Delegación Diocesana de Catequesis  de Palencia-en sintonía con la Vicaría de Pastoral- se han elaborado unas orientaciones de carácter general para la realización de la catequesis en este tiempo de pandemia. Unas orientaciones que quieren ser una ayuda en el actual contexto y ofrecer un marco común de actuación.

Los miembros de la Delegación diocesana de Catequesis son conscientes de la variedad de situaciones, de las diferencias que existen entre unas realidades y otras, entre unas edades y otras, entre los pueblos pequeños y las parroquias más grandes o de la ciudad, por ello es necesario un esfuerzo de adaptación y concreción, por parte de cada parroquia y equipo de catequistas, para la aplicación de estas orientaciones en cada realidad concreta.

Se adjunta también un cartel que recoge y recuerda las principales normas sanitarias, para que pueda ser colocado en las salas o locales donde se realice la catequesis.

La Delegación diocesana de Catequesis aprovecha para manifestar su ofrecimiento y disponibilidad para todo aquello en lo que se necesite su colaboración en el ámbito de la catequesis y de la educación en la fe. Asimismo, agradecen todas las sugerencias y propuestas que se les quieran hacer llegar

Orientaciones para la Catequesis en tiempos de pandemia

A modo de orientaciones y criterios para la realización de la catequesis y el acompañamiento de grupos en las comunidades parroquiales en este tiempo de pandemia:

– Cuidar la vinculación y el contacto con la parroquia en esta situación. Para ello, es importante convocar a la catequesis y adaptarla a las realidades y posibilidades concretas de cada parroquia o unidad pastoral.

– La realización de la catequesis en esta situación reclama un esfuerzo de adaptación y flexibilidad en función de situaciones y lugares, edades, medios y recursos (humanos, técnicos…), tiempos y horarios, disponibilidad de catequistas…

– Favorecer una catequesis presencial o semipresencial en la medida de lo posible y siguiendo los protocolos sanitarios. Algunas sugerencias para hacerlo posible:

. Reducir el tamaño de los grupos, donde sea necesario, según espacios y posibilidades.

. Reorganizar horarios, temporalización y duración de las sesiones de catequesis.

. Alternar las sesiones presenciales en la parroquia con tiempos de “catequesis en casa o en familia”.

. Ofrecer materiales y recursos a través de las nuevas tecnologías digitales para complementar la catequesis, y/o realizarla en las situaciones en las que no sea posible hacerlo en la comunidad parroquial.

– Los grupos han de ser estables, evitando cambios y procurando que lo formen aquellas personas que se encuentren dentro del mismo ámbito de convivencia (colegio, aula, familia, vecindad…). Conviene organizarse en pequeños grupos, teniendo en cuenta el espacio y las normas sanitarias de cada momento.

– Los espacios deben garantizar las medidas sanitarias. Distancia interpersonal, uso de mascarilla, uso de hidrogel…  Ventilación e higienización después de cada sesión de catequesis. Organización de las entradas y salidas para evitar aglomeraciones y contactos.

– Los materiales catequéticos y otros instrumentos que se empleen en las sesiones de catequesis deben ser de uso personal, evitando compartirlos.

– Cuidar las celebraciones como parte de la catequesis. Las celebraciones, las misas familiares o con niños, o aquellas con presencia significativa de catequizandos, tendrán en cuenta los protocolos ya establecidos. Dada la limitación del aforo en los templos, conviene pensar y organizar la participación según las posibilidades de cada lugar: alternando la participación de los grupos catequéticos, distribuyéndoles en varias celebraciones (según posibilidades y horarios de cada parroquia), ofreciendo la posibilidad del sábado por la tarde, organizando celebraciones puntuales…

– Previamente al comienzo de la catequesis conviene concienciar, preparar y concretar con los catequistas el planteamiento y desarrollo de la catequesis, así como las diferentes medidas preventivas y organizativas que habrán de tenerse en cuenta. Es importante que los equipos de catequistas se coordinen y trabajen en común para dar una respuesta unitaria a los retos que se planteen. Cada catequista llevará un control de asistencia de cada sesión por si es requerido por las autoridades sanitarias en caso de posibles contagios.

– Las circunstancias concretas de este año reclamaran, en muchos casos, un mayor diálogo con los padres. Esta situación puede ser ocasión para fomentar la cercanía y relación con ellos, la implicación y colaboración de las familias en la catequesis; de modo que, a lo largo del curso se favorezca un trabajo coordinado y, si fuese necesario por las circunstancias, que ellas asuman la función de catequistas de sus hijos, acompañadas desde las parroquias.

– En esta situación resulta particularmente necesario disponer de los datos relativos al teléfono móvil y/o correo electrónico de los padres o tutores, para el envío de comunicaciones y materiales durante el curso; valorando la conveniencia de crear listas de difusión, grupos u otras posibilidades de comunicación digital. Esto requiere el permiso o consentimiento explícito y por escrito de los padres.

– Ante cualquier contagio de miembros de los grupos o den personas cercanas se suspenderá la catequesis presencial y se seguirán las indicaciones de cuarentena y rastreo que marquen las autoridades sanitarias.

– La incertidumbre, ante la evolución de la pandemia, aconseja prever desde el principio la circunstancia de tener que suprimir la catequesis presencial. Conviene, por tanto, pensar y preparar soluciones alternativas y materiales que faciliten la continuidad de la educación en la fe.

– También es una buena ocasión para fomentar la colaboración entre las parroquias o zonas pastorales a la hora de sumar fuerzas, proponer alternativas, compartir recursos o espacios, preparar materiales telemáticos conjuntamente…

– Se recomienda comenzar la catequesis a partir de la segunda quincena de octubre; habría así un margen de tiempo suficiente parar adaptarse a la nueva situación y valorar los protocolos escolares y su aplicación al ámbito catequético.

– Recursos digitales. Algunas editoriales ya incorporan enlaces de YouTube o códigos QR en sus materiales en papel. En Internet existen numerosos recursos que se pueden utilizar en catequesis, sugerimos algunas páginas: Catequesis de GaliciaAcción Católica GeneralMochila PastoralPastoral JuvenilValivanDabarCatequizis

(Diócesis de Palencia)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41509 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).