Vocaciones sacerdotales

Queridos hermanos en el Señor:

Os deseo gracia y paz.

La Conferencia Episcopal Española ha publicado un nuevo Plan de formación para los Seminarios mayores titulado “Formar pastores misioneros. Plan de formación sacerdotal. Normas y orientaciones para la Iglesia en España”. Es un texto que resulta muy útil para nuestra Diócesis, especialmente interesada en la Pastoral Vocacional.

El Plan de formación sacerdotal afirma en el número 60: “El evangelio de la vocación es permanente buena noticia acerca de Dios que siempre llama y del hombre que existe, crece y llega a la plenitud porque es llamado, se abre a la escucha y responde. La vocación no es algo extraordinario que solo algunos privilegiados pueden experimentar, sino que se entiende desde el sentido elemental de la vida: la vida es un bien recibido que tiende a convertirse en bien que se dona”.

Y añade: “Toda vocación es «llamada a la amistad con Él» y a participar en su obra salvadora poniendo nuestras capacidades «al servicio de los demás», sea en la secularidad, en la vida consagrada o en el ministerio ordenado”.

Las llamadas particulares son comprensibles solo dentro del horizonte vocacional de toda la Iglesia. Para promover la pastoral de las vocaciones sacerdotales se requieren ciertas iniciativas que se presentan en el nº 70:

1) La oración personal: cultivar en silencio la familiaridad con el Señor y la familiaridad con su Palabra. La pastoral vocacional debe “ofrecer ocasiones para saborear el valor del silencio y de la contemplación y formar en la interpretación de las propias experiencias a través de la conciencia iluminada por la lectura creyente de la Sagrada Escritura”.

2) La oración comunitaria: hemos de rogar al Señor de la mies que envíe trabajadores a su mies. De modo especial en algunos momentos del año litúrgico: Jueves Santo, campañas eclesiales (Domund y otras relacionadas con ayudas materiales y voluntariado), Día del Seminario, Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones (IV Domingo de Pascua).

3) “Un clima espiritual en las comunidades cristianas vivas que predisponga al discernimiento y a la acogida de la vocación sacerdotal”.

4) “El testimonio de caridad pastoral y celo apostólico del presbiterio diocesano y de cada sacerdote en particular”.

5) “La oferta de itinerarios de evangelización y de crecimiento en la fe cada vez más personalizados, incluyendo la experiencia de tiempos de retiro y ejercicios espirituales”.

6) “El ministerio del acompañamiento y discernimiento vocacional”. El acompañamiento se realiza según diversos modos: espiritual, en la iniciación cristiana, en el sacramento de la reconciliación; psicológico, familiar, educativo.

 

Recibid mi cordial saludo y mi bendición.

+ Julián Ruiz Martorell,

Obispo de Huesca y de Jaca

Mons. Julián Ruiz Martorell
Acerca de Mons. Julián Ruiz Martorell 365 Articles
D. Julián RUIZ MARTORELL nació en Cuenca el 19 de enero de 1957. Desde pequeño vive en Zaragoza. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Zaragoza, siendo alumno del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA). Fue ordenado sacerdote en Zaragoza el 24 de octubre de 1981. Encargos pastorales desempeñados: 1981-1983: Ecónomo de Plasencia de Jalón y Encargado de Bardallur; 1983: Encargado de Bárboles, Pleitas y Oitura; 1983-1988: Durante sus estudios en Roma, Capellán de las Religiosas "Battistine"; 1988-1993: Adscrito a la Parroquia de Santa Rafaela María, en Zaragoza; 1991-2005: Director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Nuestra Señora del Pilar"; 1994-2010: Capellán de la comunidad religiosa del Colegio Teresiano del Pilar; 1998-2005: Director del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón; 1999-2005: Director del Centro de Zaragoza del Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia "San Agustín"; 2007-2010: Delegado de Culto y Pastoral de El Pilar. Fue nombrado obispo de Huesca y de Jaca el 30 de diciembre de 2010. En ese momento desempeñaba los siguientes cargos y tareas: Profesor de Sagrada Escritura del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (1988), del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Nuestra Señora del Pilar" (1988) y del Centro de Zaragoza del Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia "San Agustín" (1988); Miembro del Consejo Diocesano de Pastoral (1993); Miembro del Consejo Presbiteral (1998); Canónigo de la Catedral Basílica "Nuestra Señora del Pilar" de Zaragoza (2004); Miembro del Colegio de Consultores (2005) y Secretario del Consejo Presbiteral; y Vicario General de la Archidiócesis (2009). Fue ordenado obispo en la S. I. Catedral de Huesca el 5 de marzo de 2011. Tomó posesión de la diócesis de Jaca al día siguiente en la S. I. Catedral de esta diócesis.