Jubileo de la Tierra

Queridos hermanos en el Señor:

Os deseo gracia y paz.

El 24 de mayo de 2015, el Papa Francisco publicó la Encíclica Laudato si`. El 6 de agosto de aquel año escribió una Carta con motivo de la institución de la “Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación”, que se celebra el primer día de septiembre.

En el quinto aniversario de Laudato si`, el Santo Padre ha proclamado un Año Especial del 24 de mayo de 2020 al 24 de mayo de 2021.

Desde el 1 de septiembre comienza el denominado “Tiempo de la Creación”, que concluye el 4 de octubre, conmemoración de san Francisco de Asís. La familia ecuménica ha elegido para el Tiempo de la Creación 2020 el tema “Jubileo de la Tierra”. En su Mensaje para la “Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación” de este año el Papa Francisco destaca cinco acentos:

1) Un tiempo para recordar. El Jubileo es “un tiempo de gracia para hacer memoria de la vocación original de la creación con vistas a ser y prosperar como comunidad de amor”. Existimos a través de tres relaciones: con Dios, con los hermanos y con todas las criaturas.

2) Un tiempo para regresar. “El Jubileo es un momento para volver atrás y arrepentirse. Hemos roto los lazos que nos unían al Creador, a los demás seres humanos y al resto de la creación. Necesitamos sanar estas relaciones dañadas, que son esenciales para sostenernos a nosotros mismos y a todo el entramado de la vida”.

3) Un tiempo para descansar. La Tierra es capaz de recuperarse si la dejamos descansar. Durante la pandemia “el aire se ha vuelto más limpio, las aguas más transparentes, las especies animales han regresado a muchos lugares de donde habían desaparecido”.

4) Un tiempo para reparar. “El Jubileo es un momento para reparar la armonía original de la creación y sanar las relaciones humanas perjudicadas”. Se nos invita a establecer relaciones sociales equitativas. Es necesario reparar la tierra, restablecer el equilibrio climático, restaurar la biodiversidad.

5) Un tiempo para alegrarse. El Jubileo es un acontecimiento gozoso. Hay motivos para la alegría: el Espíritu Santo inspira a muchas personas y comunidades a unirse para reconstruir la casa común y defender a los más vulnerables; los creyentes se unen para crear un mundo “más justo, pacífico y sostenible”; el Tiempo de la Creación se está convirtiendo en una iniciativa ecuménica; el Creador “apoya nuestros humildes esfuerzos por la Tierra”.

 

Recibid mi cordial saludo y mi bendición.

+  Julián Ruiz Martorell,

Obispo de Huesca y de Jaca

Mons. Julián Ruiz Martorell
Acerca de Mons. Julián Ruiz Martorell 406 Articles
D. Julián RUIZ MARTORELL nació en Cuenca el 19 de enero de 1957. Desde pequeño vive en Zaragoza. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Zaragoza, siendo alumno del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA). Fue ordenado sacerdote en Zaragoza el 24 de octubre de 1981. Encargos pastorales desempeñados: 1981-1983: Ecónomo de Plasencia de Jalón y Encargado de Bardallur; 1983: Encargado de Bárboles, Pleitas y Oitura; 1983-1988: Durante sus estudios en Roma, Capellán de las Religiosas "Battistine"; 1988-1993: Adscrito a la Parroquia de Santa Rafaela María, en Zaragoza; 1991-2005: Director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Nuestra Señora del Pilar"; 1994-2010: Capellán de la comunidad religiosa del Colegio Teresiano del Pilar; 1998-2005: Director del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón; 1999-2005: Director del Centro de Zaragoza del Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia "San Agustín"; 2007-2010: Delegado de Culto y Pastoral de El Pilar. Fue nombrado obispo de Huesca y de Jaca el 30 de diciembre de 2010. En ese momento desempeñaba los siguientes cargos y tareas: Profesor de Sagrada Escritura del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (1988), del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Nuestra Señora del Pilar" (1988) y del Centro de Zaragoza del Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia "San Agustín" (1988); Miembro del Consejo Diocesano de Pastoral (1993); Miembro del Consejo Presbiteral (1998); Canónigo de la Catedral Basílica "Nuestra Señora del Pilar" de Zaragoza (2004); Miembro del Colegio de Consultores (2005) y Secretario del Consejo Presbiteral; y Vicario General de la Archidiócesis (2009). Fue ordenado obispo en la S. I. Catedral de Huesca el 5 de marzo de 2011. Tomó posesión de la diócesis de Jaca al día siguiente en la S. I. Catedral de esta diócesis.