Custodios de un mundo en crisis

En 2015, el papa Francisco instituía el 1 de septiembre como la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación. Era un año crucial en lo que al cuidado de la casa común se refiere, ya que solo unos meses antes se publicaba la Encíclica Laudato Si’. De hecho, la institución de la Jornada acogía la sugerencia hecha por el metropolita Ioannis de Pérgamo con ocasión de la presentación de dicha Encíclica, para suscitar en los fieles «una profunda conversión espiritual» en respuesta a la actual crisis ecológica.

La Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, que ya se celebraba en la Iglesia ortodoxa desde 1989, ofrece desde entonces a cada creyente y a las comunidades, “una valiosa oportunidad de renovar la adhesión personal a la propia vocación de custodios de la creación, elevando a Dios una acción de gracias por la maravillosa obra que Él ha confiado a nuestro cuidado, invocando su ayuda para la protección de la creación y su misericordia por los pecados cometidos contra el mundo en el que vivimos”, tal y como dijo en 2015 el papa Francisco. Una oportunidad que se concreta, cada año, en todo el mundo, en iniciativas de promoción y animación, momentos de oración, reflexión y conversión, así como en pequeños cambios hacia estilos de vida más coherentes.

Desde entonces, Manos Unidas no solo se ha unido cada año a esta Jornada sino que, consciente de la relación directa que existe entre el cuidado del planeta, nuestra casa común y el bienestar de los seres humanos que en él habitan, ha hecho del contenido de Laudato Si’ su hoja de ruta en el trabajo de los últimos cinco años, guiándonos en el análisis, denuncia y propuesta de acciones concretas para que todas las personas, preferentemente las más pobres, puedan vivir dignamente.

Tiempo de la Creación en un mundo en crisis

Unido desde su origen a la Jornada que celebramos el 1 de septiembre se sitúa el llamado “Tiempo de la Creación”, unas semanas que sirven como marco temporal para intensificar las acciones antes descritas que se llevan a cabo por todo el mundo.

El lema escogido para esta edición es “Jubileo por la Tierra: Nuevos ritmos, nueva esperanza y su celebración se extenderá hasta el 4 de octubre, fiesta de San Francisco de Asís –patrón de la ecología–, reuniendo en torno al cuidado de nuestra casa común a los 2.200 millones de cristianos del mundo entero.

Un mundo que, en 2020, se ha visto sacudido por la crisis del coronavirusLos impactos de la pandemia nos están obligando, no solo a cambiar nuestra forma de vivir y relacionarnos en el día a día, sino a asumir la necesidad de una vigilancia y de condiciones de vida sostenibles en toda la tierra. Algo todavía más importante considerando la devastación ambiental y la amenaza de cambio climático en todo el planeta.

Un planeta que “experimenta una profunda incertidumbre y sufrimiento en medio de una emergencia mundial”, tal como expresaba monseñor Bruno-Marie Duffè, secretario del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano en la carta enviada con motivo de esta celebración.

Iniciativas a lo largo del todo el planeta

En dicha carta, uniéndose a los deseos del Papa, monseñor Duffè pedía poner en marcha en estos días todas aquellas iniciativas al alcance de los participantes que sirvieran para al “clamor de la tierra y de los pobres” generando una conciencia sobre el carácter esencial que el cuidado de la Creación y la obra de Dios debe tener en nuestra experiencia cristiana.

Comenzando con la adhesión a la cadena de oración mundial del día 1 de septiembreManos Unidas se unirá, también, a las diversas actividades que van a realizar las distintas entidades, tanto nacionales como internacionales, de las que forma parte:

  • Así, como parte del trabajo en red que lleva a cabo, estaremos presentes en las acciones que llevará a cabo la plataforma “Enlázate por la Justicia”, nacida precisamente a la luz de la Laudato Si’ y que prorroga(1) un año más el trabajo de su Campaña “Si cuidas el planeta, combates la pobreza”, nacida en 2016.
  • También apoyaremos las acciones que va a llevar a cabo el Movimiento Católico Mundial por el Clima, con el que venimos colaborando en los últimos años.
  • Y algunas de nuestras 72 Delegaciones participarán en los actos que se lleven a cabo en las distintas diócesis españolas.

Todo ello, haciéndonos eco de la petición del Papa para ser partícipes de la necesaria llamada a la conciencia para cuidar el mundo en el que vivimos y a las personas que en él habitan, especialmente a las más vulnerables.

(Manos Unidas)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41006 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).