«Aquí tocamos la fe y palpamos la historia de tantos siglos y generaciones», afirmó el Nuncio en Covadonga

Tras las fuertes lluvias de la mañana, el tiempo en Covadonga se serenó y el sol acompañó así la breve entrada de los sacerdotes concelebrantes desde la Sala Capitular hasta la Basílica, donde a las seis de la tarde daba comienzo, este domingo 30 de agosto, la Novena en honor a la Santina de este año 2020.

Bajo el lema «María, fuente de alegría y esperanza», el Nuncio Apostólico en España, Mons. Bernardito Auza inauguraba el novenario, acompañado por el Arzobispo de Oviedo, Mons. Jesús Sanz, el Abad de Covadonga, Adolfo Mariño Gutiérrez, el resto del Cabildo y sacerdotes de varias parroquias que acudieron con sus feligreses.

Guardando la distancia de seguridad y con todas las medidas sanitarias pertinentes, la Basílica de Covadonga estaba prácticamente llena en su aforo limitado, aunque era evidente el menor número de asistentes comparándolo con otros años. Por si acaso, no obstante, el Santuario había habilitado también la cripta y una carpa en un lateral, con pantallas para poder seguir la celebración desde allí.

Al comenzar, el Abad de Covadonga realizó un breve saludo a todos los fieles asistentes y a las personas que se encontraban viendo la Novena en directo a través del Canal de YouTube del Santuario. También se dirigió al señor Nuncio, agradeciendo su «presencia y cercanía». «Covadonga –usted ya lo habrá observado– siempre sabe a hogar, a casa encendida donde una Madre acoge a sus hijos. Ella es fuente de esperanza y alegría en estos tiempos difíciles. En este rincón del Principado de Asturias, pulmón espiritual de nuestra diócesis, siempre será bienvenido. Le deseo de corazón que Dios siga bendiciendo su apostolado en tierras de España».

En su homilía, el Nuncio Apostólico en España, Mons. Bernardito Auza, quiso «hacer llegar la bendición y un afectuoso saludo del Santo Padre a todos los devotos de la Santísima Virgen». «Así mismo, –dijo– como representante suyo en España, expreso la cercanía y el cariño del Papa muy en particular a cuantos sufren necesidades».

Mons. Auza recordó que, ante la petición que le hizo el Arzobispo de Oviedo, Mons. Jesús Sanz, de acudir a inaugurar la Novena a la Santina 2020, «se despertó en mí el deseo de acudir a este lugar santo, recordando el ánimo de tantos peregrinos, entre los que se encuentra san Juan Pablo II que hizo su peregrinación a este Santuario los días 20 y 21 de agosto de 1989. Vino a dormir aquí, a Covadonga, al día siguiente rezó ante la Virgen, celebró misa y subió a los lagos, donde meditó y realizó una excursión». «Dos años y medio antes –explicó el Nuncio ante los asistentes– en los días navideños de 1986, yo también hice mi peregrinación a este Santuario. Es para mí un doble placer y un doble honor volver a Covadonga y ver una vez más este privilegiado lugar de España, lugar referente de asturianos y españoles, en cuyo corazón reside el amor a la Santina».

«Aquí –afirmó el representante del Santo Padre en nuestro país– tocamos la historia y palpamos la fe de tantos siglos y generaciones, y de la fe sentida y comprometida en la realidad de la vida, llena de gozos y de dolor nos habla precisamente hoy el evangelio de este domingo».

Finalizó su homilía deseando que «en los días de esta Novena que hoy empezamos, en estas circunstancias en las que toca vivir ahora, aumente nuestra confianza en Jesús y en María, recordando la exhortación que desde esta Cueva Santa os hizo el santo padre san Juan Pablo II, que dijo: si queréis construir una Asturias más unida y solidaria, no podéis prescindir de esa nueva fuente de espiritual energía que hace más de doce siglos brotó de estas montañas a impulsos de la cruz de Cristo y de la presencia materna de María nuestra Madre”.

Tras la Eucaristía, tuvo lugar el rezo del Santo Rosario en la misma Basílica, suprimiendo así la tradicional procesión con la Virgen hasta la Santa Cueva, debido a las circunstancias sanitarias, y la celebración finalizó así, casi dos horas más tarde, con unas palabras por parte de Mons. Jesús Sanz, quien agradeció al señor Nuncio su «gesto paternal» al «querer acompañarnos» en la inauguración de esta Novena, y rogándole además que «transmita a nuestro Santo Padre, el Papa Francisco, nuestra devoción filial y que desde aquí rezamos por él, su persona, sus intenciones y por toda la Iglesia».

(Iglesia de Asturias)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 42907 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).