En el Colegio Diocesano San Fernando, “todo el saber está iluminado por la Persona de Cristo”

Entrevista al director del Colegio Vocacional Diocesano San Fernando, Antonio de la Rosa, que abre sus puertas en el nuevo curso 2020-2021, iniciando su misión educativa con alumnos y alumnas de 1º a 4º de la ESO.

Dirigido a alumnos y alumnas de ESO y Bachiller, el Colegio Vocacional Diocesano San Fernando comienza este curso con las etapas de Secundaria, desde 1º a 4º de la ESO. Está junto a la parroquia Virgen de Gracia, en un edificio que lleva en sus paredes la historia de una parte de nuestra diócesis, ya que allí se acogía a los seminaristas menores. Con una educación “que ayuda a pensar” y a formar un espíritu crítico ante el mundo que vivimos y para comprender nuestra condición humana, la propuesta diocesana supone una bella novedad en el ámbito de la educación y la formación, desarrollando las artes liberales pero, sobre todo, una educación humana acompañando al alumno en su despertar en la comprensión del mundo que le rodea.

– El Colegio lleva como “apellidos” Vocacional y Diocesano. ¿Qué significa exactamente vocacional en este contexto del ámbito educativo.

Empiezo hablando de diocesano. El carácter diocesano, como su nombre indica, está dentro del marco de todas las propuestas que se hacen partícipes dentro de la diócesis, y que son impulsadas por nuestro pastor, D. Francisco Javier Martínez. Por otro lado, el término vocacional. La palabra vocacional va más allá de la búsqueda del sentido religioso, sino que queremos albergar el sentido más profundo y amplio de la palabra vocación, aquello a lo que hemos sido llamados. Nosotros entendemos que cada ser humano tiene en su ser un llamado, un propósito de parte de Dios y que en nuestro ser el deseo de llevar a cabo esa misión. Cuando una persona es enfocada a aquello a lo que Dios le ha llamado, pensamos que eso es una dinamita pura, capaz de transformar la sociedad y el mundo. Ahí nos referimos a la palabra vocación. A que los alumnos que pasen por nuestros centros dediquen mucho tiempo y nosotros dediquemos mucho esfuerzo en que descubran cuáles son sus capacidades, sus habilidades, qué es aquello que les apasiona en definitiva y a lo que quieren dedicarse el resto de su vida. Vemos cómo por parte del sistema educativo tradicional no enfoca tanto esfuerzo en esto, sino más bien en una búsqueda de resultados académicos específicos, pero no se preocupa en dar esta guía y en despertar esto a los alumnos.

– ¿Qué características tiene la formación que ofrecéis?

La característica esencial que ofrecemos es que es una educación católica, cristiana, integral, donde Cristo va a ser el centro de todo aprendizaje. Todo el saber va a estar iluminado por la figura y por la Persona de Cristo como centro. Queremos favorecer que nuestros alumnos tengan una experiencia personal del mismo.

– En vuestra oferta formativa habláis de “trivium” y “quadrivium”. ¿Qué clase de educación es esa?

El trivium y el quadrivium son términos de la educación más tradicional, la educación clásica. Cuando hablamos de trivium hablamos de esas tres vías o caminos en las cuales se incluyen la gramática, la dialéctica y la retórica. Esto sería en la etapa inicial del aprendizaje, que iría más enfocado a la palabra. Y el quadrivium, que son las cuatro vías, son una parte más científica de lo que es el conocimiento y que engloba las disciplinas científicas tradicionales como son la aritmética, la geometría, la astronomía y la música. Esto sería más enfocado para los cursos superiores. Son las denominadas artes liberales. Nosotros queremos fomentar todo este tipo de enseñanza, a través de los círculos socráticos, a través de fomentar en el alumno en todo momento el aprendizaje, el pensamiento crítico, el debate. Llamamos y denominamos como ese arte de la retórica y de la persuasión.

– En el tiempo actual que vivimos lo medimos todo, también los resultados académicos y la eficiencia, dando mucha relevancia al conocimiento técnico y tecnológico. Estamos ante una educación, me atrevería a decir que ¿nos enseña a pensar, a cultivar ese espíritu crítico y valorativo de lo que nos sucede y para comprendernos a nosotros mismos?

Efectivamente. Para nosotros es ese otro eje central, vertebral del centro: enseñar a los alumnos a pensar, a formular las grandes preguntas y a darles respuesta, y a establecer luego y generar un diálogo capaz de dar respuesta a esas preguntas, en esta sociedad que vivimos de velocidad, desde ahí.

– ¿A quiénes va dirigido el Colegio?

La etapa que este curso 2020-2021 vamos a abrir alberga las dos etapas de Secundaria, de 1º a 4º de la ESO, y el curso que viene que viene incluiría la etapa del Bachillerato. Es un centro para chicos y chicas. Que las familias no tengan miedo a informarse, a concertar una cita con nosotros, conocernos y darles más información de todo nuestro sistema educativo. Y que tampoco tengan miedo por ser un centro privado, porque piensan que no van a poder asumirlo. Hemos hecho un gran esfuerzo, y la Diócesis está haciendo un gran esfuerzo, para que la oferta educativa sea accesible a cualquier bolsillo.

– Quienes estén interesados, ¿dónde podrían acudir?

La Oficina de información sobre el Colegio está en la esquina de Plaza de Gracia con Casillas de Prats. Si alguien se pasa y no estamos, tenemos un teléfono, que es el 681-26-97-67, y en la web www.colegiosanfernandogranada.es

(Paqui Pallarés, Archidiócesis de Granada)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41490 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).