Una palabra en vacaciones y el turismo

Con todos los problemas que está trayendo la pandemia del covid 19 se han retrasado las vacaciones y el turismo: probable y desgraciadamente es posible que ni lleguen para muchos tales y tan necesarias y anheladas vacaciones veraniegas y que no venga el turismo que ya habría llegado otros años.

No obstante son muy necesarias, y tal vez este año aún más, sentimos necesidad de unas reconfortadoras vacaciones. Muchas familias, en efecto, toman o tomaban sus vacaciones en estos meses Todos necesitamos, cada cierto tiempo, un periodo de prolongado reposo físico, y psicológico y espiritual. A cuantos tienen la fortuna de poder gozar de ese espacio les deseo unas buenas vacaciones. Este deseo se dirige especialmente a vosotros, los que, desde los diferentes lugares de España, de Europa o de otras partes, llegáis durante este tiempo a nuestras ciudades costeras y a nuestras playas, buscando ese descanso y reposo. Bienvenidos seáis; sentíos como en vuestras casas. A todos, y este año con mayor y exquisito esmero, deseo la mejor de las acogidas de parte de la diócesis de Valencia y de sus Obispos. A los que seáis personas de fe, las parroquias de los lugares donde paséis las vacaciones están a vuestra entera disposición; en ellas podréis encontrar el servicio, la ayuda, la atención que requiráis. Acudid a ellas. Que paséis muy buenos días entre nosotros y que Dios bendiga a vuestras familias.

Los sacerdotes, como es acostumbrado en vosotros, esmerad esta acogida y atención pastoral, porque muchos llegarán hasta vosotros con los desgarros y heridas de la pandemia, atended con la misma solicitud pastoral que estáis demostrando durante el confinamiento. Cuidad también pastoralmente a cuantos, a causa de esta pandemia, y por las crisis sociales y económicas, han visto rotos, suspendidos, en todo caso muy afectados sus negocios, normalmente pequeños o medianos negocios, y ayudad desde vuestras comunidades a tantas familias que se están viendo tan afectadas por esta crisis. Levantad, sobre todo, el ánimo de estos hermanos nuestros y que se encuentren con una Iglesia que los acoge, los comprende, está a su lado y hace por ellos cuanto puede. Que hallen en la Iglesia ánimo, aliento, esperanza, consuelo y ayuda.

Muchísimas gracias a todos, especialmente a vosotros, queridos hermanos sacerdotes, que estáis ofreciendo un verdadero signo de Iglesia samaritana, de hospital de campaña, de hogar para todos. Ofreced con vuestras comunidades y vuestros feligreses de todos los días, el tesoro de la Iglesia, que es Jesucristo, su Palabra, la Eucaristía, los sacramentos, la oración…; que vuestras iglesias o vuestros templos estén abiertos en señal de esa Iglesia a la que llegan y los acoge, y a esa Iglesia en salida que va a ellos –turistas, veraneantes, trabajadores, empresarios…–, para mostrarles el gran amor, que es Dios con nosotros y no nos deja jamás, y de cuyo amor nada ni nadie podrá separarnos. Infundid alegría y esperanza, reposo y consuelo, el de Aquel que nos dijo: “Venid a mí, los que estáis cansados y agobiados, que yo os aliviaré”. ¡Ah, y no dejéis queridos sacerdotes, y personas consagradas, no dejéis de recomendar la visita y la estancia en monasterios, donde podrán encontrar el verdadero descanso, e incluso a tales monasterios podrá venirles bien para su sostenimiento. Muchas gracias, buen verano, bonísimas y reconfortadoras vacaciones. Y que Dios os pague todo, como sólo él hace y sabe hacer.

+ Antonio Cañizares Llovera
Cardenal Arzobispo de Valencia

Card. Antonio Canizares
Acerca de Card. Antonio Canizares 236 Articles
Emmo. y Rvmo. Sr. Antonio CAÑIZARES LLOVERA El Cardenal Antonio Cañizares, nombrado el 28 de agosto de 2014 por el papa Francisco arzobispo de Valencia, nació en la localidad valenciana de Utiel el 15 de octubre de 1945. Cursó los estudios eclesiásticos en el Seminario diocesano de Valencia y en la Universidad Pontificia de Salamanca, en la que obtuvo el doctorado en Teología, con especialidad en Catequética. Fue ordenado sacerdote el 21 de junio de 1970. Los primeros años de su ministerio sacerdotal los desarrolló en Valencia. Después se trasladó a Madrid donde se dedicó especialmente a la docencia. Fue profesor de Teología de la Palabra en la Universidad Pontificia de Salamanca, entre 1972 y 1992; profesor de Teología Fundamental en el Seminario Conciliar de Madrid, entre 1974 y 1992; y profesor, desde 1975, del Instituto Superior de Ciencias Religiosas y Catequesis, del que también fue director, entre 1978 y 1986. Ese año, el Instituto pasó a denominarse «San Dámaso» y el Cardenal Cañizares continuó siendo su máximo responsable, hasta 1992. Además, fue coadjutor de la parroquia de "San Gerardo", de Madrid, entre 1973 y 1992. Entre 1985 y 1992 fue director del Secretariado de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe de la Conferencia Episcopal Española. Creado Cardenal en marzo de 2006 El papa Juan Pablo II le nombró Obispo de Ávila el 6 de marzo de 1992. Recibió la ordenación episcopal el 25 de abril de ese mismo año. El 1 de febrero de 1997 tomó posesión de la diócesis de Granada. Entre enero y octubre de 1998 fue Administrador Apostólico de la diócesis de Cartagena. El 24 de octubre de 2002 fue nombrado Arzobispo de Toledo, sede de la que tomó posesión el 15 de diciembre de ese mismo año. Fue creado Cardenal por el Papa Benedicto XVI en el Consistorio Ordinario Público, el primero de su Pontificado, el 24 de marzo de 2006. Cargos desempeñados en la CEE y en la Santa Sede En la Conferencia Episcopal Española ha sido vicepresidente (2005-2008), miembro del Comité Ejecutivo (2005-2008), miembro de la Comisión Permanente (1999-2008), presidente de la Subcomisión Episcopal de Universidades (1996-1999) y de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis (1999-2005). El Papa Juan Pablo II lo nombró miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe el 10 de noviembre de 1995. El 6 de mayo de 2006, el Papa Benedicto XVI le asignó esta misma Congregación, ya como Cardenal. También como Cardenal, el Papa le nombró, el 8 de abril de 2006, miembro de la Comisión Pontificia “Ecclesia Dei”. El Cardenal Cañizares ha sido fundador y primer Presidente de la Asociación Española de Catequetas, miembro del Equipo Europeo de Catequesis y director de la revista Teología y Catequesis. Es miembro de la Real Academia de la Historia desde el 24 de febrero de 2008. Igualmente, el Papa nombró al Cardenal Cañizares Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos en diciembre de 2008. De otro lado, el cardenal fue nombrado en 2010 “Doctor Honoris Causa” por la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” (UCV) Nombrado Arzobispo de Valencia el 28 de agosto de 2014. Tomó posesión de la Archidiócesis el 4 de octubre de 2014