La Catedral de Sevilla amplía su horario de visitas culturales

La Catedral de Sevilla abría sus puertas al turismo el pasado 1 de julio con dos nuevas modalidades de visitas culturales: el itinerario ‘Magna’, que se desarrolla por el interior del templo sevillano accediendo a lugares exclusivos y nunca antes visitados; y las cubiertas, con la novedad de que se pueden realizar las rutas en horario nocturno.

Ante el éxito cosechado por esta reapertura al público y debido a la alta demanda experimentada, el Cabildo de la Catedral ha decidido ampliar los horarios y ofrecerá desde el próximo lunes 3 de agosto, un nuevo turno para la visita nocturna de las cubiertas. Concretamente, a los ya programadas se suma un nuevo horario a las 22.30 h, cuyas entradas están disponibles a la venta a partir de hoy lunes 27 de julio.

Las rutas garantizan en todo momento las medidas higiénico-sanitarias propuestas por las autoridades, ya que tendrán un aforo limitado –de 20 personas-, el uso de mascarillas y gel hidroalcohólico es obligatorio, y a la entrada al templo se les tomará la temperatura a los visitantes.

Por tanto, los horarios de visitas guiadas de la Catedral son:

  • Visita a las Cubiertas

De lunes a domingos: 9. h 9.30 h, 10 h, 21 h, 21.30 h y 22:30 h

  • Visita Magna: obras maestras de la Catedral

De lunes a sábados: 11.30 h, 12 h y 21.30 h. Y domingos a las 21 h.

Otras opciones de visitas a la Catedral además de las cubiertas en sus categorías diurnas y nocturnas, son :

  • Las visitas de MAGNA: Obras Maestras de la Catedral
  • La visita NO GUIADA de la Catedral y la Giralda en grupos de 50 personas los martes, jueves y sábados a las 10:00 h. – 11:45 h. – 13:30 h.

Todas las visitas tienen un precio único de 16 euros y se pueden adquirir únicamente a través de la web de la Catedral.

(Archidiócesis de Sevilla)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41517 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).