Antonio López construye unas nuevas puertas para la catedral de Burgos

Representarán en bronce el misterio de la Encarnación recuperando el sentido originario de la fachada de Santa María y estarán colocadas antes del 20 de julio de 2021.
El 20 de julio de 1221, el obispo Mauricio y el rey Fernando III el Santo pusieron la primera piedra de un templo llamado a sustituir a la antigua catedral románica de Burgos y convertirse en uno de los edificios más significativos de Europa. En apenas nueve años, ya estaban concluidos el ábside, la cabecera y las naves de la girola con sus capillas absidiales, celebrándose el culto por primera vez en 1230. La nave del crucero y sus portadas, así como la nave central y las laterales quedaron concluidas en 1260, año de la consagración del edificio. En apenas 39 años, un tiempo récord para la época, la Catedral gótica estaba concluida.
Sin embargo, se trata de un templo que ha sabido adaptar distintos distintos estilos arquitectónicos y sensibilidades artísticas en las ampliaciones y futuras construcciones que ha sufrido el edificio. Con todo, el proceso de enriquecimiento de la Catedral con nuevas incorporaciones artísticas se frenó hace prácticamente 200 años con la construcción de la nueva sacristía y la capilla de las Reliquias, aunque nunca han faltado actuaciones para su restauración y rehabilitación. Una de las últimas intervenciones en el inmueble tuvo lugar en 1790, cuando fue «mutilada y empobrecida la primitiva portada gótica de la Encarnación» y sustituida por una clasicista «de escaso valor artístico» y cuyas puertas están ya deterioradas.
Por estas razones, y porque se trata de un «edificio vivo», el arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, capitanea desde hace meses un proyecto que pretende «embellecer la fachada principal de la Catedral» con la construcción de unas puertas en bronce en «una nueva y bella realidad catequética» que «cuente desde fuera, desde la calle, la grandeza del misterio que se narra y ofrece desde dentro de la Catedral», tal como ha señalado esta mañana en rueda de prensa. Así, además de salvaguardar «el sentido original de la portada de la Encarnación», se pretende recuperar la importancia de la puerta del perdón y el acceso de entrada primigenio de fieles y peregrinos, «un lugar degradado y olvidado a lo largo de la historia», tal como ha señalado el vicepresidente del Cabildo y delegado diocesano de Patrimonio, Juan Álvarez Quevedo.
El artista Antonio López será el encargado de ejecutar el proyecto, que estará concluido para «unos días antes del 20 de julio de 2021», como «un hito» de las celebraciones del VIII Centenario de la Catedral. El pintor y escultor manchego trabaja para construir tres puertas que representarán a Dios Padre, la Virgen María y el Niño Jesús, Dios encarnado, sobre un «jardín del Edén, como hábitat original del proyecto salvador de Dios» y que refleja, además, la vida de la ciudad, tal como ha señalado René Jesús Payo, presidente del consejo asesor de la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Una intervención «arriesgada», pero que, al igual que se ha llevado a cabo en otros importantes monumentos antiguos, como la Catedral de Reims o el mismo Vaticano, podrá suponer la incorporación de arte contemporáneo al templo con el aval de los principales organismos encargados de custodiar y vigilar el Patrimonio. «Las nuevas puertas tendrán la capacidad de integrarse en el conjunto del edificio, embelleciendo su fachada pero subordinándose a ella», ha insistido el arzobispo.
Para don Fidel, es obvio que «introducir elementos contemporáneos en la Catedral conlleva sus riesgos», pero «no queremos que sea una herencia patrimonial petrificada, estática». Por ello insiste en señalar que esta es una intervención que no daña la estructura del edificio y que, al tratarse de bienes muebles, puede ser «reversible» en cualquier momento. Las antiguas puertas se custodiarán en algún museo de la diócesis como una huella importante de la historia del templo gótico.
Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41516 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).