La Santa Sede respalda al obispo de Cádiz en la amonestación a un sacerdote diocesano

En los últimos años, el presbítero diocesano D. Rafael Vez Palomino ha difundido, a través de distintos medios de comunicación y de sus propias redes sociales, supuestas informaciones que lesionan ilegítimamente la dignidad y buena fama del Obispo Mons. Rafael Zornoza y de sus colaboradores y en las que se critica duramente la gestión de la Diócesis de Cádiz y Ceuta. Maledicencias que han provocado una situación de inquietud, sospechas y escándalo entre los fieles de la Diócesis y de fuera de ella.

Durante este tiempo, tanto el Obispo diocesano personalmente, como a través de algunos de sus colaboradores han intentado, sin éxito, llevar a cabo algún tipo de acercamiento, encuentro y diálogo, con el fin de que el Rvdo. D. Rafael Vez Palomino cesara estas acciones injustas y dañinas para la Iglesia, impropias de un sacerdote, siendo además canónigo de la Catedral y profesor del Seminario.

Las reiteradas negativas recibidas por parte de este sacerdote llevaron, el 19 de septiembre de 2019, a que el Sr. Obispo, mediante decreto episcopal, realizara una amonestación formal a dicho presbítero diocesano debido a la gravedad de sus acciones, las denuncias recibidas, la persistencia de su actitud, por el grave incumplimiento de su promesa sacerdotal de «obediencia y respeto» al Obispo, y para evitar mayor escándalo y daño moral a los fieles.

En dicha amonestación canónica, se le instaba al Rvdo. D. Rafael Vez Palomino a que, en el plazo de 15 días, se arrepintiese, cesara en la propagación de afirmaciones falsas y reparase convenientemente los daños y el escándalo causado o, al menos, se comprometiera a hacerlo con diligencia.

El 14 de octubre, el Rvdo. D. Rafael Vez Palomino, en uso de su legítimo derecho, recurrió la amonestación del Sr. Obispo ante la Congregación para el Clero de la Santa Sede.

En el tiempo que transcurre desde este recurso y la respuesta de la Congregación para el Clero de la Santa Sede, el Obispo diocesano ha realizado otros dos intentos de encuentro con el Rvdo. D. Rafael Vez Palomino, que fueron rechazados.

Lamentablemente, la actitud rebelde del citado presbítero se ha agravado una vez finalizado su nombramiento como párroco de Santa Catalina de Alejandría de Conil de la Frontera y su consiguiente designación como Administrador parroquial. En este tiempo, ha actuado con manifestaciones impropias de un sacerdote y acciones del todo contrarias a la unidad de la Iglesia, difundiendo y alentando entre los habitantes de Conil la animadversión contra el Obispo diocesano, en distintos medios de comunicación y en la misma página de Facebook de la Parroquia de Santa Catalina de Alejandría de Conil de la Frontera.

Después de estudiar los hechos y documentos aportados por ambas partes, el 4 de julio del presente, la Congregación para el Clero de la Santa Sede ha rechazado el recurso interpuesto por dicho presbítero contra el Decreto de amonestación, confirmando la legitimidad y validez de la actuación del Obispo diocesano en este proceso.

Asimismo, movido por su solicitud pastoral y para tratar de evitar perjuicios mayores, el Sr. Obispo ha realizado, en el día de hoy, 17 de julio, un nuevo ofrecimiento de acuerdo para aceptar, ambas partes, la propuesta de conciliación ofrecida por la Congregación para el Clero, que el Rvdo. D. Rafael Vez ha vuelto a rechazar.

Dada la actitud del Rvdo. D. Rafael Vez Palomino y su rechazo a toda propuesta de mediación y acuerdo de solución razonable y equitativa del conflicto, siguiendo la indicación de la Congregación para el Clero de la Santa Sede, el Sr. Obispo se ha visto en la obligación, y con gran pesar por su parte, de anunciar la apertura de un proceso penal canónico contra dicho presbítero, de conformidad con el canon 1718 §1 —tal como advertía la citada Congregación en el caso de ser rechazada su propuesta de acuerdo—, y dado que la corrección fraterna, la reprensión y otros intentos de solución no han bastado para que el citado presbítero cese en su actitud hostil, retire las publicaciones ofensivas, reparare el escándalo provocado y se enmiende en su contumacia.

En todos los acontecimientos, aún en los más dolorosos y lamentables, la Iglesia siempre anuncia y ofrece la misericordia de Dios y está abierta al perdón para quien se arrepiente. Por ello, hemos de intensificar todos, sacerdotes y laicos, la oración ante el Señor para que se resuelva definitivamente esta penosa situación evitando mayores escándalos y daños a la comunión eclesial.

(Diócesis de Cádiz y Ceuta)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41517 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).