Exhortación pastoral de los obispos venezolanos: «Dios está contigo»

Exhortación Pastoral de la CXIV Asamblea Ordinaria Plenaria del Episcopado Venezolano
Monseñor José Trinidad Fernández, Obispo Auxiliar de Caracas y Secretario General de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), dio a conocer a través de una plataforma digital, la Exhortación Pastoral de la CXIV Asamblea Ordinaria Plenaria del Episcopado Venezolano.

Monseñor José Trinidad Fernández dio lectura, el pasado 10 de julio, a la Exhortación Pastoral en la que los obispos reflexionan sobre “las graves circunstancias que vivimos” y al mismo tiempo expresan un mensaje de esperanza.

Anhelo de vivir en democracia

«Los venezolanos quieren vivir en democracia»: este es el pasaje clave de la Exhortación Pastoral emitida el 10 de julio, por la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) al final de su 114ª Asamblea Ordinaria. El documento, largo y articulado en veinte párrafos, fue presentado a la prensa.

Comienza con un versículo del Deuteronomio, «Dios está contigo; no te dejará ni te abandonará» (31,6), el texto toma, en primer lugar, una fotografía muy amarga del país: «Vivimos inmersos en un caos generalizado presente en todos los niveles de la vida social y personal», escriben los obispos, señalando «la ausencia de servicios públicos básicos; la acción política desvinculada del bien común y del desarrollo; la inseguridad; la vulnerabilidad de la vida familiar; la inflación; la parálisis de las instituciones».

El drama que viven los venezolanos

A todo ello hay que añadir la pandemia de Covid-19 que agravó «la crisis ya existente», poniendo de relieve «la debilidad del sistema de salud», el drama de «los migrantes que regresan al país, sin recursos y sin perspectivas de una vida segura», el empobrecimiento de la población en riesgo de hambre, el «alarmante» aumento del desempleo, mientras «las instituciones no responden a las violaciones de los derechos humanos».

El anhelo de democracia es, por lo tanto, muy sentido por los venezolanos. Y por eso la CEV pide «elecciones libres e imparciales», en lugar de «un régimen más preocupado por permanecer en el poder que por el bienestar del pueblo». «Denunciamos como inmoral cualquier maniobra que obstruya la solución social y política de los problemas reales», aún leemos en la Exhortación que apunta el dedo a un «gobierno totalitario» en el que «la oposición es perseguida como nunca antes». «Pedimos una vez más – insisten los obispos – unas elecciones verdaderamente libres y democráticas», bajo la bandera de la «transparencia y la corrección», para «establecer un nuevo gobierno de cambio e inclusión nacional que nos permita construir el país que todos queremos». «No podemos quedarnos quietos y mirar», continúa el mensaje, instando a que se dé prioridad a «la calidad de vida y la supervivencia del pueblo», porque «nuestro pueblo está muriendo y cada día está más desesperado». Por otro lado, esta es también «la misión» que los obispos asumen como pastores, es decir, «defender al pueblo, especialmente a los pobres y necesitados, ofreciendo motivaciones basadas en la fe que den esperanza a todos».

Acciones esperanzadoras

La exhortación obispos CEV expresa su aprecio y gratitud por las numerosas iniciativas de asistencia social llevadas a cabo en tiempos de pandemia: «Los párrocos, las Cáritas parroquiales y los movimientos religiosos, incluso los no católicos -señalan los obispos- han aportado su contribución», convirtiéndose así en «luz en medio de las tinieblas». «Agradecemos a los trabajadores de la salud la dedicación, el sacrificio y el amor demostrado en el desempeño de su servicio profesional -dice el documento- y exhortamos a las autoridades sanitarias competentes a que proporcionen al personal médico todos los instrumentos, equipos y prendas de vestir necesarios para desempeñar su profesión con seguridad, con el fin de salvar vidas».

Fuertes, pues, con la esperanza de que «descanse única y exclusivamente en Dios y su Palabra», los obispos nos exhortan a creer aún más, porque «donde parece no haber solución, las sorpresas de Dios pueden aparecer de las maneras más inesperadas y en los momentos más inesperados». De ahí el llamamiento a los cristianos, «llamados a reconstruir la realidad venezolana, impregnándola con la oración y el poder transformador del Evangelio». De manera especial, los prelados invitan a los fieles a «renovar la opción preferencial por los pobres», involucrando a todos los sectores de la sociedad.

Se hace otro llamamiento a la política para «esforzarse por servir al bien común». Los políticos católicos, sobre todo, «guiados por la Doctrina Social de la Iglesia», están invitados a «dirigir y trabajar por un cambio radical de la situación del país», no sobre la base de «intereses personales», sino en nombre del «bien común y el servicio al pueblo». En cuanto a los responsables de la justicia, se les recomienda «ser verdaderamente eficaces en la defensa de los derechos humanos de los ciudadanos», garantizando verdaderamente su seguridad. «Rechazamos la tortura, condenada por todas las convenciones internacionales, y pedimos su total eliminación», declaran los obispos, que se suman al grito lanzado por el pueblo a las organizaciones internacionales: «No nos dejen solos.

Finalmente, como el mes pasado, la CEV expresa la alegría, suya y de toda la nación, por el anuncio de la próxima beatificación de José Gregorio Hernández Cisneros, conocido como «el doctor de los pobres», autorizado por el Papa Francisco el 19 de junio. Una noticia que los prelados interpretan como «un nuevo gesto de amor y misericordia de Dios Padre». La exhortación pastoral concluye con la invocación a Nuestra Señora de Coromoto, Patrona de Venezuela, para que obtenga para el pueblo «la gracia de ser constructora de justicia, paz, libertad y amor».

(Vatican News)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).