India: La Iglesia condena el asesinato de dos cristianos por la policía

La policía de Tamil Nadu mató a dos cristianos protestantes (AFP or licensors)

La Conferencia Episcopal India condenó enérgicamente el bárbaro asesinato, por parte de la policía de Tamil Nadu, de dos cristianos protestantes, padre e hijo, que habían sido arrestados por haber violado el confinamiento impuesto contra el contagio de COVID-19, hecho que fue definido como:

“¡Una brutalidad totalmente inaceptable!”

Los eventos, que ocurrieron en el distrito de Thoothukud, se remontan al pasado 19 de junio, cuando Jayaraj y su hijo Fenix fueron llevados a la comisaría de policía por haber mantenida abierta su tienda más allá del horario permitido. Allí fueron torturados y sodomizados y, según los informes de sus familiares, sólo tres días después fueron llevados al hospital, donde fallecieron pocas horas más tarde.

El Tribunal Superior de Tamil Nadu abrió una investigación, mientras los policías implicados fueron suspendidos. Esto no ha detenido las protestas, que continúan en todo el país, y a las que se ha unido la voz de la Iglesia Católica India:

“Semejante violencia por parte de quien debería defender a los ciudadanos es inaceptable”

Así lo afirmó el Cardenal Oswald Gracias, Presidente de la Conferencia Episcopal India, quien pidió la punición de los culpables.

Sigue este caso – que recuerda el asesinato del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco en los Estados Unidos de América – el Padre Sahaya Philomin Raj, sacerdote y abogado, que en una entrevista con la agencia Ucanews también llama en causa las responsabilidades del magistrado que confirmó la detención, del médico de guardia y de las autoridades penitenciarias. En efecto, explica este sacerdote jesuita:

“Parece que el magistrado no se molestó en ver a las víctimas o en preguntar sobre su estado antes de enviarlas a prisión”

Y añadió que «cuando una persona es encarcelada, las autoridades penitenciarias están obligadas a someter a los presos a un examen médico. Esto no se hizo correctamente y se los mantuvo en sus celdas en lugar de enviarlos al hospital».

Mientras tanto, el Primer Ministro de Tamil Nadu aceptó pasar este caso a la Oficina Federal de Investigación. Por otra parte, diversas organizaciones cristianas y de derechos humanos – según refiere el periódico digital «Matters of India» – han pedido una investigación independiente del caso y una reforma de la policía. Entre estas organizaciones se encuentran: All India Catholic Union (Aicu), es decir la Unión católica de toda la India, la Acción Católica India y el Movimiento de Mujeres cristianas de la India (Icwm). Según Aicu, el caso es sólo el último de una larga serie de violencias y atrocidades cometidas por la policía india que se han multiplicado durante la emergencia del COVID-19. Mientras el Icwm, formado por una red de mujeres cristianas de varias denominaciones, pidió al Ministro Federal del Interior, Amit Shah, y al Primer Ministro de Tamil, Nadu, un juicio justo y un castigo ejemplar para la policía y para todos los involucrados en el asesinato.

 

 

Ciudad del Vaticano