Cáritas Diocesana de Huelva atendió en 2019 a 11.077 personas con una inversión de 2.473.102 euros

La directora de Cáritas Diocesana de Huelva, Pilar Vizcaíno junto a la responsable del departamento de Comunicación y Relaciones Externas, Peña Monje, presentaron el jueves, 25 de junio, la Memoria General 2019 de Cáritas Diocesana de Huelva, un documento que recoge la realidad del trabajo de la entidad y que supone una radiografía muy real de la situación de la Diócesis de Huelva contada desde el trabajo diario de los 75 equipos de Cáritas Parroquiales que existen en la provincia y desde los Servicios Diocesanos.

Cáritas Diocesana de Huelva ha atendido en 2019 a 11.077 personas, lo que supone una reducción de 3.014 personas con respecto a 2018. Este hecho se produce por la tendencia de estos últimos años, donde ha habido un repunte en la economía, más acceso al empleo y menos personas que tienen la necesidad de acudir a Cáritas.

En esta ocasión, el grado de participación de las Cáritas Parroquiales en la elaboración de la Memoria de Cáritas 2019 ha llegado al 88% del total, lo que hace ver el esfuerzo que están llevando a cabo los centros parroquiales en un ejercicio de transparencia. Hay que reconocer el trabajo de estos equipos, que hacen un esfuerzo continuo para atender a las personas más necesitadas de Huelva.

Las personas atendidas son aquellas que acuden a Cáritas, son los rostros que vemos y que, potencialmente, podrían formar parte de procesos de acompañamiento y participación. Por otro lado, debemos cuantificar las personas beneficiadas de la labor de Cáritas Diocesana de Huelva, que son aquellas que sin acudir directamente a Cáritas se ven beneficiadas por la acción que recibe algún miembro de la familia. Por último, tenemos en cuenta las atenciones realizadas que sumaron 124.805 en total, esto supone una subida de un 2% con respecto a la del pasado año. Esto se debe a que el trabajo con las personas atendidas se realiza de forma integral, acompañando las necesidades de manera específica desde nuestro modelo de acción social.

El marco social en el que Cáritas Diocesana de Huelva ha desarrollado su acción durante el año pasado ha venido marcado por una notable precariedad en muchas de las familias a las que atiende esta institución de la Iglesia en Huelva y también una profundización en un modelo laboral basado en la escasez de recursos económicos de las familias y la falta de formación.

Con este escenario, Cáritas Diocesana de Huelva ha realizado su acción durante el pasado año priorizando el acompañamiento a las personas más vulnerables, proporcionando recursos para ayudarles a salir de su situación o paliar la gravedad de la misma, adaptándolos a sus necesidades y siguiendo con un modelo de trabajo centrado en el acompañamiento. Ya que las ayudas que Cáritas da no se basan solo en la alimentación, es un abanico amplio, que va desde los gastos en farmacia, ópticas, dentistas, electricidad, electrodomésticos, suministros, ayudas para el pago de los alquileres. En definitiva, llegando a esos gastos imprevistos que las familias no pueden asumir.

En la Memoria de este año se detectan dos perfiles importantes. Por un lado, personas solicitantes de asilo, sin ingresos, en su mayoría con formación pero sin homologar y con familias a su cargo. Por otro lado, personas nacionales, en su mayoría mujeres con hijos a su cargo, mayores de 45 años, o jóvenes con carencias educativas, escasa experiencia laboral, falta de formación y, en gran medida, con cargas familiares.

Atención especializada para la promoción y el desarrollo de las personas

Esta es la línea de trabajo que desarrolla Cáritas Diocesana de Huelva con el fin de favorecer la inclusión a las personas atendiendo las necesidades específicas del colectivo al que pertenecen. Así, Cáritas Diocesana de Huelva pone en valor cifras como las 125 personas, de los 311 participantes del Programa de Empleo, que encontraron trabajo el pasado año, la atención a 767 personas sin hogar a través del Centro de Día Puertas Abiertas y las Casas de Acogida, Santa María y Santa María de los Milagros; 1023 personas y familias acompañadas en proyectos de infancia, acompañamiento familiar y mayores y 993 migrantes en el Programa de Atención en Asentamientos.

Dos millones invertidos en personas

Cáritas Diocesana de Huelva invirtió el año pasado un total de 2.473.102 €. Esta cifra es fruto de la inversión de fuentes públicas, privadas, de donaciones y legados y por supuesto, de los ingresos de las Cáritas Parroquiales. El desarrollo de esta acción y la inversión que se dedica a ella no sería posible sin el factor humano que hace posible que Cáritas esté al lado de quienes más lo necesitan.

Un gran porcentaje de estos recursos provienen de las aportaciones directas de la comunidad cristiana onubense a través de campañas, colectas y acciones puntuales promovidas por la Iglesia de Huelva.

De un modo especial destacan las Cáritas Parroquiales, con 75 equipos de voluntarios, y que no se limitan a dar repuesta a las principales demandas provocadas por la crisis sino que también su tarea consiste en hacerse cercana a las personas, reivindicar su dignidad, buscar con ellos respuestas a sus necesidades y descubrir sus potencialidades. Son una oportunidad de compromiso y solidaridad para las personas que se implican, participando en los equipos de las Cáritas Parroquiales mediante un voluntariado comprometido o con aportaciones económicas.

El poder de cada persona, cada gesto cuenta

Es el lema de la campaña con ocasión del Día de la Caridad que se celebraba con ocasión de la Solemnidad de l Corpus de este año “El poder de cada persona, cada gesto cuenta”, lema que titula también esta Memoria de Cáritas Huelva 2019. Con este mensaje, caritas quiere poner en valor la generosidad de miles de ciudadanos que han prestado sus servicios, donado sus recursos o articulado mecanismos desde la más absoluta creatividad para apoyar económicamente esta acción social.

Desde la institución agradecen cada gesto y animan a la ciudadanía a seguir colaborando con aquellos que están pasando por un mal momento debido a esta crisis provocada por la pandemia. Como reza el lema entorno al Día de la Caridad, si cada persona tiene el poder de cambiar las cosas con pequeños gestos, es momento de construir juntos y junto a quien más lo necesita.

El gran valor de Cáritas: las personas

Cáritas Diocesana de Huelva trabaja con personas comprometidas que suman gestos de solidaridad, fraternidad y de justicia. Estas personas son su razón de ser, lo que da sentido a la forma de trabajar y el fin que persigue esta organización.

Ejemplo de esto es el voluntariado, verdadero motor de su acción social en toda la diócesis ya que hace presente la labor y misión de Cáritas en todo el territorio diocesano. 757 voluntarios y voluntarias (el 96% del personal de Cáritas) que ofrecen desinteresadamente su tiempo libre, su conocimiento y su buen hacer para hacerse presentes y acompañar a las personas que viven la injusticia de la pobreza. Ser voluntario es un estilo de vida comprometido, activo, coherente que te configura como persona y te invita a vivir como Jesús. La Iglesia necesita voluntarios que salgan a las periferias sociales, sin miedo a emprender tareas que transformen las realidades personales y sociales en la búsqueda de una sociedad con mayor justicia y equidad.

Por otro lado, se encuentran los socios y donantes que apoyan económicamente esta misión. Gracias a sus aportaciones se pueden desarrollar las distintas actividades puestas en marcha por la institución. Ser socio de Cáritas implica ser partícipe de la acción que realiza Cáritas Diocesana en nuestra provincia. La organización agradece en esta Memoria a las 46 empresas colaboradoras, 163 donantes, 3.061 socios y 242 hermandades, su apoyo e implicación, que ha cobrado una especial importancia durante este tiempo de pandemia.

Finalmente, 30 personas conforman el personal técnico (el 4% del personal de Cáritas) con una entrega que excede la meramente profesional. Desde los departamentos de Administración, Formación y Animación Comunitaria y Comunicación y Relaciones Externas, y la áreas de Empleo, Familia y Exclusión que dan servicio a las Cáritas Parroquiales o disponen de proyectos propios para dar atención, acogida y acompañamiento a las personas que cada año son beneficiarias de la acción de Cáritas. Todas estas personas sostienen, día a día, la vida orgánica de la institución.

Más información:
Memoria de Cáritas Huelva 2019 

(Diócesis de Huelva)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41868 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).