Extiende tu mano al pobre, ¡cada gesto cuenta!

En vísperas de la fiesta de san Pedro y San Pablo y, aunque se ha avanzado en la desescalada y en un tiempo aún de confinamiento, el clamor a favor de los pobres toca con insistencia el corazón de una sociedad que ve cómo cada día empeora un poco más su situación: Nuevas pobrezas y nuevos pobres. El mensaje de Cáritas «cada gesto cuenta» nos hace dar cuenta de la importancia de los pequeños detalles en un momento en el que cada día hay que dar respuesta a las necesidades más básicas.

Debemos valorar al máximo la ola de solidaridad que ha aparecido en todos los lugares de la sociedad y la generosidad con la que instituciones de Iglesia y particulares han respondido de forma masiva e inmediata. Realmente, se está tendiendo la mano a mucha gente que espera un gesto, un pequeño detalle, además de la solución a la falta de trabajo y en unas condiciones de vida dignas.

Todo ello, en vísperas de la fiesta de primer apóstol y el primer evangelizador, dos columnas de la Iglesia que encuentran hoy la síntesis en la misión del Santo Padre, el papa Francisco. Él se ha avanzado una vez más a poner sobre la mesa y en medio de la calle la reflexión que prepara la próxima Jornada Mundial de los Pobres, con el lema extraído del libro del Eclesiástico que dice «Alarga tu mano al pobre» (7,32).

A este eslogan le siguen unas exhortaciones muy prácticas sobre actitudes y gestos concretos a hacer en bien de las personas, especialmente de los más pobres y débiles. Unos consejos que en tiempos de pandemia global pueden ayudarnos a revisar proyectos y ordenar conductas. Es una síntesis necesaria que nos invita a mirar a Dios y confiar en él en toda ocasión y, a la vez, a fijarnos en cómo ayudar a los más necesitados.

Hagamos el esfuerzo de traducir en gestos, ya que cada gesto cuenta, estas expresiones bíblicas que vienen a continuación: «Sé generoso con todos, ni a los muertos rehúses tu caridad»; «no te alejes de los que lloran, aflígete con los que están afligidos»; «no dejes de visitar a los enfermos, que con cosas así te harás querer»; «en todo lo que haces, piensa en tu último destino y nunca harás ningún pecado» (7,33-36).

El pensamiento social de la Iglesia se nutre de esta manera de ser y de este estilo de hacer. Por ello, en todas sus vertientes, nos proyecta hacia la solicitud por los demás como expresión de su misión y como resultado del seguimiento de Jesús. Tengamos seguro que la acogida que ofrecemos a cualquier persona nos conecta directamente con Dios a través de Jesús y nos capacita para hacer constantes gestos de amor solidario que, al mismo tiempo, como ya se ha dicho, se convierten en anuncio y testimonio.

+ Sebastià Taltavull

Obispo de Mallorca

Mons. Sebastià Taltavull Anglada
Acerca de Mons. Sebastià Taltavull Anglada 110 Articles
Mons. D. Sebastià Taltavull nace en Ciutadella de Menorca (Baleares), el 28 de enero de 1948. Después de los primeros estudios en la Compañía de Maria y en el Colegio salesiano, el año 1959 ingresa en el Seminario diocesano de Menorca y cursa los estudios de Humanidades, Filosofía y Teología. El 23 de septiembre de 1972 recibe la ordenación sacerdotal en la Catedral de Menorca, después de cursar estudios en la Facultad de Teología de Cataluña y obtener la Licenciatura en Teología dogmática. CARGOS PASTORALES El mismo día de la ordenación sacerdotal es nombrado Director de la Casa diocesana de Espiritualidad de Monte-Toro (1972-1984) y Delegado diocesano de Juventud (1972-1989). Dos años después, Rector del Santuario Diocesano de la Virgen de Monte-Toro, Patrona de Menorca (1975-1984). Es elegido Secretario del primer Consejo Diocesano de Pastoral (1973-1977) y Secretario del Consejo del Presbiterio y Colegio de Consultores (1983-1989). Fue Consiliario del Movimiento de Jóvenes Cristianos, de grupos de Revisión de Vida del MUEC y de Escultismo entre 1977 y 1989. Recibe el encargo de Formador (1977-1984) y Profesor de Teología dogmática (1977-1994) del Seminario y del Instituto Diocesano de Teología. Fue Rector del Seminario Diocesano de 1995 a 2002. El año 1984 es nombrado Párroco de San Rafael de Ciutadella, cargo que ejerce hasta 1992, año en que es nombrado Consiliario del Centro Catequístico de San Miguel (1992-2005). El 23 de septiembre de 1989 es nombrado Vicario General de la Diócesis de Menorca y Moderador de la Curia, cargos que ejerce hasta el año 2002, año en que es nombrado Párroco de Ntra. Sra. del Rosario de la Catedral y de San Francisco de Asís de Ciutadella y elegido Deán-Presidente del Cabildo y Penitenciario de la Catedral (2002-2005). Le es asignada la tarea de Moderador de la Asamblea Diocesana de Menorca celebrada entre los años 1996-1998. Además de trabajar en el Secretariado Diocesano de Catequesis en los Departamentos de Catequesis de adolescentes y jóvenes (1973-1995) es nombrado Delegado Diocesano de Catequesis (1989-1995) y forma parte del Secretariado Interdiocesano de Catequesis de Cataluña y Baleares (SIC), dedicándose especialmente a la catequesis de adolescentes, jóvenes y catequesis familiar. Como Consiliario ha trabajado en los Equipos de Matrimonios de Nuestra Señora (1988-2005) y se ha dedicado a la preparación y formación de catequistas (1973-1998) y de los matrimonios-catequistas de grupos de Catequesis familiar (1998-2005). Para los años 2002-2005 fue nombrado Delegado Diocesano de Medios de Comunicación Social y para las Relaciones Institucionales. Fue nombrado Obispo Auxiliar de Barcelona por Benedicto XVI el 28 de enero de 2009 y recibió la Ordenación episcopal el 21 de marzo de 2009. Es administrador apostólico de Mallorca desde el 8 de septiembre de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y Pastoral Social. Anteriormente, fue miembro del Consejo Asesor de la Subcomisión de Catequesis y desde junio de 2005 Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Conferencia Episcopal Española hasta su nombramiento como Obispo. Desde 2009 hasta 2011 fue miembro de dicha comisión. En 2011, fue elegido Presidente de dicha Comisión.