Medidas para el culto en la Diócesis de Ávila tras el fin del Estado de Alarma

(Diócesis de Ávila)

Finalizado ya el Estado de Alarma, las Comunidades Autónomas son las encargadas de dictar las normas necesarias para garantizar la salud de los ciudadanos.

Según el ACUERDO 29/2020, de 19 de junio, de la Junta de Castilla y León, por el que se aprueba el Plan de Medidas de Prevención y Control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, y las directrices que venimos aplicando, estas son las medidas que se van a llevar a cabo en la Diócesis de Ávila:

  1. Se mantiene la dispensa del precepto dominical establecido en el Decreto episcopal del 14 de marzo de 2020 para las personas vulnerables mientras persista el riesgo de rebrotes.
  2. Participación presencial. Se invita a los fieles a que participen en las celebraciones presenciales de la Eucaristía. En general, nuestros templos son suficientemente grandes como para guardas las medidas de distancia pertinentes.
  3. Aforo. El aforo permitido para todas las celebraciones de Sacramentos (incluidas bodas, funerales, Primeras Comuniones, etc.) es del 75 %. El aforo máximo deberá publicarse en lugar visible. La distancia entre las personas tiene que ser de un metro y medio, salvo entre aquellas que conviven.
  4. Entierros y funerales. Se mantiene la norma de primero dar sepultura al difunto y luego celebrar la Misa de exequias con el aforo permitido del 75 %. La participación en la comitiva para el enterramiento de la persona fallecida se restringe a un máximo de 75 personas, entre familiares y allegados, además del sacerdote.
  5. Limpieza e higiene. Se mantiene la necesidad de la limpieza frecuente, tener abiertas las puertas del templo, el uso de mascarillas, gel, mínimos desplazamientos dentro del templo, orden en la entrada y salida del templo evitando aglomeraciones, etc. Es decir, se seguirán aplicando todas las medidas higiénico sanitarias y de limpieza que se venían realizando desde la apertura de los templos de la Diócesis al inicio del pasado mes de mayo. CONSULTE AQUÍ LAS MEDIDAS DE HIGIENE Y PREVENCIÓN PARA LA APERTURA DE TEMPLOS
  6. No se permitirá el uso de agua bendita en las pilas. Cuando se requiera, se bendecirá pero no se guardará.
  7. Se permiten los coros, pero estos deberán situarse a más de 4 metros de los asistentes y mantener distancias interpersonales entre los integrantes.
  8. Durante el desarrollo de las reuniones o celebraciones se deberá evitar el contacto personal así como tocar o besar objetos de devoción.
  9. Fiestas patronales. No se podrán celebrar procesiones en las fiestas patronales. Solo se celebrará la Misa de la fiesta. Atendemos así al acuerdo entre la Federación regional de Municipios y Provincias y la Junta de Castilla y León, en la que ha insistido el Vicepresidente: “Se recomienda encarecidamente la cancelación de todas las fiestas públicas en Castilla y León, fiestas patronales, celebraciones locales y cualquiera de sus diversas manifestaciones como romerías, verbenas o similares por el elevado riesgo que conlleva no poder garantizar las medidas de seguridad mínimas ante la alta concentración de personas que se presuponen en estas actividades”. De todos modos, fuera del templo se regirán por las normas establecidas por la Autoridad competente.
  10. Se abrirán los templos para facilitar a los fieles la oración personal según la costumbre de cada lugar, siempre respetando las distancias y medidas de seguridad e higiene.
  11. La catequesis y las celebraciones de las Primeras Comuniones se regirán por el Decreto en vigor 1/2020 del Vicario general (del 13 de abril) y las normas que en cada caso sean aplicables.

 

 

Diócesis de Ávila