La catedral de Burgos bien vale una mascarilla

Desde que se cerraran sus puertas al turismo el pasado 13 de marzo, y una vez superado el «estado de alarma» a causa de la pandemia por la Covid-19, la catedral de Burgos se prepara para recibir turistas desde el próximo viernes 26 de junio siguiendo un plan de prevención específico (de tres semanas de duración, a modo de prueba, y prorrogable) que garantice la seguridad de quienes visiten el templo gótico.

El edificio estará abierto al turismo de martes a viernes de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 19:30; los sábados de 11:00 a 19:30 y los domingos de 11:00 a 17:30, permaneciendo cerrado los lunes. El precio de la entrada se mantiene, pero no así el sobrecoste por audioguía, servicio que queda clausurado y será sostenido a través de una aplicación que los visitantes puedan descargar en sus propios dispositivos móviles, donde se podrá seguir la explicación de la catedral y contemplar diversas fotografías, según las opciones de cada visitante, en el recorrido por el templo. Tampoco se entregarán folletos explicativos.

Igualmente se restablece el servicio de la «pulsera turística» para los cuatro templos incluidos en este servicio (Catedral, Museo del Retablo y las iglesias de San Nicolás y San Gil Abad), recomendando cautela en su uso.

Seguridad e higiene

Para acceder al templo será obligatorio en todo momento el uso de mascarillas, desinfección de manos con gel hidroalcohólico y cumplir con el requisito de separación de 1,5 metros entre los visitantes, desde el inicio hasta el final de la visita. Por ello, se restringen las visitas grupales a un máximo de 15 personas. Igualmente, y siguiendo las indicaciones de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, se clausuran los baños y el uso de taquillas para la custodia de objetos personales. El aforo total de visitantes nunca excederá el número de 300, y cada capilla contará con un panel alusivo al aforo máximo permitido en cada recinto.

Igualmente, será obligatorio seguir las direcciones marcadas en el itinerario a través de flechas, entradas, salidas y «prohibido el paso», así como cumplir con las indicaciones específicas que determine el propio personal de turismo. Por su parte, la Catedral establecerá un protocolo de limpieza diaria de todos los lugares por donde hayan transitado los visitantes y colocará papeleras y dispensadores de gel desinfectante durante todo el recorrido establecido.

El Cabildo agradece a todos los agentes sociales de Burgos y de otras provincias el interés mostrado por el patrimonio catedralicio y se propone ofrecer la riqueza del arte de nuestro emblemático templo diocesano; a su vez desea colaborar con todas las empresas para que el turismo sea esa fuente de fe, de riqueza y de comunicación, tan necesaria en este momento para disfrutar de la vida y de la convivencia.

(Archidiócesis de Burgos)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41087 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).