Alemania. Iglesia Católica e Iglesia Evangélica: «Europa es nuestro futuro»

En la foto, la visita del Papa Francisco en el 2015 al Consejo de Europa

«Sólo una Europa unida puede superar las consecuencias sociales y económicas de la pandemia del Coronavirus el aislamiento nacional, el egoísmo y las recriminaciones mutuas no ayudan a nadie; se trata más bien de afrontar con valentía los grandes desafíos en un espíritu de solidaridad europea”: escriben en un mensaje conjunto publicado en el sitio web del Episcopado alemán, Monseñor Georg Bätzing, Presidente de la Conferencia Episcopal Alemana y Monseñor Heinrich Bedford-Strohm, Presidente del Consejo de la Iglesia Evangélica. “Como el Estado miembro más grande y económicamente más fuerte de la UE, Alemania tiene la oportunidad, junto con la Presidencia del Consejo, de desempeñar un papel de primer plano en el sentido de un primus inter pares«.

Los dos obispos subrayan que continuarán siguiendo con determinación el camino que han iniciado hacia una sociedad neutral desde el punto de vista climático, capaz de preservar la biodiversidad y de proteger el clima y el medio ambiente. Luego está la cuestión de la pandemia que está afectando duramente a los países estructuralmente débiles y, sobre todo, a los sectores más pobres de la población: «A este respecto, la Presidencia del Consejo debería constituir una ocasión para apoyar a los Estados especialmente afectados, incluso fuera de la UE, afirman. Una clara expresión de la responsabilidad europea por el bien común mundial sería, por ejemplo, una iniciativa para el diseño social y ecológico de las cadenas de suministro y de valor, respetando al mismo tiempo los derechos humanos».

Otros temas señalados por los prelados para la Presidencia alemana del Consejo son la digitalización, las perspectivas para las generaciones más jóvenes, una política de asilo equitativa y solidaria y la promoción de sociedades plurales en democracia y en el estado de derecho. «Durante su presidencia del Consejo de la Unión Europea, Alemania puede dar impulsos pioneros para dar forma a las respuestas europeas a los actuales desafíos europeos y mundiales. La integración europea necesita urgentemente una nueva dinámica en estos tiempos difíciles», concluyen los dos obispos.

 

 

Vatican News