Arzobispo Panamá invita a los fieles a ser prudentes cuando regresen a Misa

Mons. Ulloa, arzobispo de Panamá.

Mantener la distancia física y corporal entre las personas; usar mascarillas para evitar infectar a otros y limpiarse con gel desinfectante, sin tocar nada ni nadie, y si se toca, lavarse las manos. Estas – se lee en la página web del Episcopado – son las medidas no negociables, que el Arzobispo de Panamá, Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, recordó el pasado domingo, durante la Misa, en la capilla del Seminario Mayor de San José, Arzobispo de Panamá.

«Nos damos cuenta – dijo – de la necesidad de asistir a la misa y recibir la comunión, pero ahora debemos ser prudentes. El aumento de los casos de contagio es elevado en las provincias de Panamá y Panamá Occidental».

Por lo tanto, el prelado instó a los fieles a seguir las celebraciones a través de los medios de comunicación y las plataformas digitales. «Llamen a sus parroquias,» dijo, «para saber cuándo ofrecerán el sacramento de la confesión y el sacramento de la comunión, para evitar las multitudes».

Cuando las iglesias se reabran, no significará – explicó – que todos nos apresuremos a las parroquias. De hecho, no será posible asistir a la misa todos los domingos o todos los días. Esto – concluyó – dependerá de las solicitudes de participación recibidas de la parroquia.

 

 

Ciudad del Vaticano