El Papa agradece a las Religiosas de Casia por las rosas de Santa Rita

El Papa Francisco agradece a las monjas agustinas del Monasterio Santa Rita de Casia por las cinco rosas bendecidas el 22 de mayo y enviadas al Pontífice como custodias del pueblo cristiano de todos los continentes. En la carta, que llegó a la comunidad monástica el miércoles pasado, el Pontífice revela que puso las rosas a los pies de María para que la intercesión de la Virgen y de la Santa de los casos imposibles consiga «cumplir la voluntad de Dios a quien todo es posible».

Jesús la única esperanza en el tiempo de prueba

El Papa Francisco subraya que «en este tiempo de pandemia (…) Jesús es nuestra única esperanza» y que «en el Señor Resucitado el Padre cumple todas las promesas y nos ofrece la mayor prueba de su fidelidad». «No nos resignamos, pues, al sufrimiento, ni a la muerte – prosigue el Papa – sino que nos proponemos construir el futuro que Dios quiere realizar para todos sus hijos». Las monjas de Casia recibieron la carta del Papa con gran alegría. «Su pensamiento nos ha animado – dice la Hermana Natalina Todeschini, vicaria del Monasterio – sus palabras nos han mostrado su atención y su cercanía con nosotros. No imaginamos que la iniciativa de las rosas bendecidas en Casia el día de Santa Rita pudiera ser tan agradable también para el Papa».

Las rosas bendecidas de Santa Rita para el Papa y en toda Italia

Este año, debido a la emergencia del coronavirus, la fiesta de Santa Rita se organizó de acuerdo con las normas anti-Covid y Casia no pudo acoger a los miles de fieles que cada año, el 22 de mayo, van en peregrinación para celebrar la memoria litúrgica de la monja agustina. Con el fin de llegar idealmente a todos, las monjas agustinas y los padres de la ciudad de Umbría decidieron enviar las flores bendecidas que simbolizan a Santa Rita en la fiesta al Papa (5), a los Presidentes de las regiones de Italia (20), al presidente de la Conferencia Episcopal Italiana (1), a los Presidentes de las Conferencias Episcopales regionales (16), al Presidente de la República Italiana Sergio Mattarella (1), al presidente del Consejo de Ministros Giuseppe Conte (1) y al alcalde de Casia (1).

Casia «oasis de paz

El Papa Francisco, «como signo de cercanía espiritual y de gratitud por la oración» en apoyo a su ministerio, quiso enviar su bendición a la comunidad monástica, a los padres agustinos y a la ‘apette’ de la Colmena de Santa Rita, es decir, a los niños alojados en la estructura contigua al monasterio de familias en dificultad. Finalmente, el Papa espera el regreso de los peregrinos a Casia, a la que llamó un oasis de paz, para que aquellos que están marcados por la aflicción puedan entonces emprender nuevos caminos hacia la verdad que los hace libres.

El agradecimiento del Presidente Mattarella y del Primer Ministro Conte

El Presidente de la República Sergio Mattarella también quiso agradecer a las monjas de Casia la rosa bendecida que le enviaron con una carta de su puño. «La celebración de la fiesta de la santa, ha acompañado significativamente la reapertura de Italia y espero seguir acompañándola con su protección» escribió Mattarella. Mientras que el Presidente del Consejo de Ministros, Giuseppe Conte, comentaba así el pensamiento de las monjas agustinas: «Vuestras oraciones, en un momento tan delicado para la vida del país, me reconfortan personalmente y constituyen un estímulo para que toda la actividad gubernamental trabaje por el bien común».

 

 

Ciudad del Vaticano