Cáritas atiende en Valladolid al doble de personas de lo habitual

Cáritas atiende en Valladolid al doble de personas de lo habitual desde el inicio de la pandemia

La entidad asistencial de la Iglesia alerta de que quienes sufrían una exclusión moderada ven alejarse sus posibilidades de integración

Cáritas de Valladolid, que en 2019 prestó su atención y servicios a cerca de 10.000 personas, prevé que este año verá muy incrementada esa cifra como consecuencia de la crisis sanitaria y sus consecuencias económicas. De hecho, desde que comenzó la pandemia de la covid-19 “se han doblado las peticiones de atención”, según han asegurado Luis Miguel Rojo y  Guenther Eduardo Boelhoff, delegados episcopal y director de Cáritas Valladolid, en la presentación de la memoria anual de la organización de asistencia, desarrollo y servicio social de la Iglesia Católica.

“Parece que volvemos a la normalidad, pero no todos salimos más fuertes”, ha manifestado Boelhoff parafraseando y a la vez rectificando el lema del Gobierno de España. Desde el inicio de la emergencia sanitaria, Cáritas –“que en ningún momento ha cerrado”, ha dicho- ha adaptado sus programas para atender a situaciones nuevas. El espectro de usuarios de los servicios de la entidad está siendo más amplio que nunca: niños y adolescentes, mayores y dependientes, personas que viven en soledad y trabajadores que encuentran imposible acceder a un empleo digno, según ha explicado. “Las familias que ya antes eran vulnerables han visto agravada su situación”, ha comentado, “dentro de una sociedad que según advertía ya el Informe FOESSA de 2019 está muy desvinculada y aislada”.

El año pasado, Cáritas Valladolid destinó al conjunto de programas que despliega 2,76 millones de euros. La organización cuenta con 60 trabajadores y 850 voluntarios, además de 780 socios y cerca de 800 donantes. Su financiación es privada en cerca del 70%, mientras que el resto de fondos llegan procedentes de la ‘X’ del IRPF. Los responsables han hecho hincapié en la necesidad que tiene la entidad de que los contribuyentes marquen la doble equis de la Iglesia y Fines Sociales en sus declaraciones. La ONG atendió en 2019 en Valladolid a 9.991 personas y un total de 14.515 fueron beneficiarias de sus servicios.

En los albores del estado de alarma y el consiguiente confinamiento, Cáritas de Valladolid acogió en el Seminario Diocesano a 16 personas “que no podían quedarse en casa porque carecían de ella”, ha recordado el obispo auxiliar, Luis Argüello. Hoy, 13 de estas personas sin hogar disponen de alojamiento en recursos residenciales de Cáritas y en viviendas de la entidad.

El delegado episcopal ha expresado su deseo de que esta crisis “quede pronto en el recuerdo y sea sustituida por una situación mejor” y ha hecho una invitación a la ciudadanía a mantener su colaboración y sus donaciones. Según Rojo, el perfil de los demandantes de ayuda a Cáritas es el mismo y, a la vez, diferente. “Sigue habiendo personas en situación de exclusión severa y otros en grado moderado, a quienes cuesta llegar a fin de mes, que no tienen un trabajo digno, que no tienen un colchón ante las dificultades ni una red de apoyo. Estas han visto como sus problemas se ahondan y ven alejarse sus posibilidades de integración”, ha advertido. “Gente que antes se acercaba a Cáritas un par de veces ahora ha triplicado sus visitas”.

Los responsables de la entidad han agradecido “el goteo de gente que se acerca hasta la sede de la calle Santuario desde que se levantó el confinamiento para llevar sus donativos y ofrecer ayuda”. En opinión de los portavoces de Cáritas, la sociedad está respondiendo en general de manera positiva porque la crisis ha devuelto al primer plano la vulnerabilidad de muchas personas y ha despertado la empatía ante las situaciones difíciles. Argüello, que ha recordado que la imposibilidad de celebrar misas ha privado a la entidad de realizar las colectas que se mensualmente se destinan a Cáritas, algo que “de alguna manera ha podido ser compensado por las aportaciones en las sedes y las contribuciones de empresas tanto en forma de productos perecederos como en entregas en dinero”. El obispo auxiliar de Valladolid ha valorado asimismo la contribución de los trabajadores y voluntarios de la organización diocesana, que se han puesto en riesgo para cubrir las necesidades de quienes menos tienen”.

La Iglesia Católica celebra esta domingo 14 de junio, el Día de la Caridad con motivo de la Festividad del Corpus Christi. Ante los nuevos retos provocados por la pandemia y sus efectos, pone en marcha el proyecto ‘Comunidad 2020’ “para dar respuesta a las situaciones de dificultad desde la convicción de que saldremos todos adelante si ganamos en Comunidad”. Se trata de una iniciativa para apoyar a personas y familias que se encuentran en una nueva situación de dificultad económica y social provocada directamente por la pandemia. Incluye apoyo en forma de ayuda económica y también de información y orientación social, laboral, jurídica y psicológica. Cuenta con un fondo inicial con las aportaciones económicas de sacerdotes, trabajadores de Cáritas, congregaciones religiosas, parroquias y Cofradías.

(Archidiócesis de Valladolid)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43941 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).