#10de10 #SomosIglesia24Siete Acompañamiento en el duelo

La campaña, Una Iglesia, 10 historias, en la que participan la CEE, COPE, TRECE y Ecclesia, es una iniciativa que tiene como objetivo poner de manifiesto la gran labor que ha realizado la Iglesia en España durante este estado de alarma que finaliza el próximo 21 de junio. Lo hará a través de diez historias concretas que se han producido durante estos meses en los que personas relacionadas con la Iglesia son los protagonistas por su generosidad y su solidaridad.

Una de las caras más amargas de estos meses de estado de alarma ha sido, sin lugar a duda, los funerales de las víctimas. Desde fuera, sin poder entrar en la capilla, con solo tres o cuatro familiares y en muchas ocasiones incluso nadie pudo ir a despedirse de sus seres queridos. Así han sido los funerales durante esta pandemia. Y la cuarta historia, precisamente, trata sobre estos tristes hechos.

Los protagonistas son Nubar Hamparzoumian SJ y Daniel Cuesta SJ, primeros jesuitas que respondieron a la petición de ayuda de sacerdotes y diáconos ante la grave situación en hospitales, cementerios y crematorios. En el Cementerio de la Almudena ofrecieron responsos por los fallecidos y acompañaron a los familiares. «Ha habido momentos complicados. Intentar no romperme por dentro y llorar con las familias más de lo que me gustaría», cuenta Nubar.

Pese al enorme cansancio que supuso esta labor, la gran preocupación de este jesuita fue que cada una de las despedidas fuera única. Además, tuvo como gran objetivo dar esperanza a los familiares, «la esperanza cristiana». «Ante la muerte, ante el dolor, ante la soledad, tenemos la confianza, la fe y la esperanza en un Dios que está esperándonos con los brazos abiertos», explica Nubar.