Presentación memoria Cáritas diocesana de León

(Cáritas diocesana de León)

En el día de ayer, 11 de junio, tuvo lugar la presentación de la memoria de Cáritas diocesana de León correspondiente al año 2019. A continuación, se podrán consultar los materiales de dicha presentación cedidos por Cáritas diocesana de León.

 

 

PRESENTACIÓN MEMORIA DE ACTIVIDADES 2019

Buenos días y muchas gracias por vuestra participación, un año más nos reunimos en Cáritas Diocesana de León con vosotros, los Medios de Comunicación, para hacer presente a la sociedad leonesa nuestra Memoria de Actividades del año 2019.

La presentación de este año se realiza de una forma completamente nueva debido a la realidad que hemos vivido los últimos meses y que seguimos viviendo. Este modelo virtual es la respuesta comunicativa a una tremenda crisis de salud, una pandemia a nivel mundial, el Covid 19.

Los datos publicados en esta memoria están directamente enlazados con la crisis que estamos sufriendo. En los años anteriores hemos estado anunciando la cronificación de la exclusión social como exponente de la enorme fragilidad de nuestro sistema vital en sus diferentes aspectos: social, económico y político.

En el año 2007, cuando se presentó el VI Informe Foessa sobre Exclusión y Desarrollo Social en España en un contexto socieconómico muy favorable, se puso sobre la mesa que el 16,4% de la población en España se encontraba en el espacio de exclusión social. Tras la gran recesión iniciada en 2008, el VII Informe Foessa publicado en el año 2014, pone de manifiesta que la población excluida había subido al 25%, con cinco millones de personas en exclusión severa.

En la primavera del año 2019 se publicó el VIII Informe Foessa, que realiza un profundo análisis de la situación social en España después de la crisis.  En este estudio se perfilan aspectos que se reflejan en la memoria que hoy presentamos y que han sido determinantes en la actual situación.

A pesar de la tendencia positiva de la evolución económica en nuestro país, la exclusión social sigue alcanzando cifras elevadas, un 18,4% de la población. La precariedad se convierte en la principal característica. La integración social muestra importantes fracturas entre aquellos hogares que viven bien y aquellos a los que se les ha agotado “la reserva”, viven al día y saben que ante una nueva crisis serán los primeros en caer en situación de exclusión.

El envejecimiento de la población y la soledad son realidades que tienen también un gran impacto en los niveles de exclusión social, especialmente en nuestra comunidad autónoma. Es la crisis de los cuidados. En Castilla y León más del 55% de le exclusión afecta a las personas mayores.

Es importante señalar además que, de acuerdo con el estudio, casi la mitad de las personas en exclusión estaban trabajando.

Los ámbitos que en mayor medida generan situaciones de exclusión social son los de la vivienda, el empleo y la salud.

Por todo ello hablamos de una exclusión que va mucho más allá de lo puramente económico, y que afecta también al eje político y al de la ciudadanía. La realidad social en España se distribuye en cuatro grandes grupos:

  • Integración plena – 48,4%
  • Integración precaria – 33,20%
  • Exclusión moderada – 9,6%
  • Exclusión severa – 8,8%

Con esta realidad afrontamos el año 2019, marcado por la cronificación y el agravamiento de las situaciones de exclusión, así como ese equilibrio precario en el que vive una parte importante de la sociedad en la que se acumulan y se intensifican las dificultades, sin poder hacer frente a imprevistos y crisis como la que estamos viviendo.

Esta es la tendencia hacia una sociedad más desvinculada, que nos obliga a tomar decisiones colectivas sobre el modelo económico y social que queremos construir.

Datos Memoria 2019

En los datos globales que tenemos en la página 4 de nuestra memoria, podemos ver uno significativo que ya señala la situación de gran dificultad que padecen las personas que acuden a Cáritas Diocesana de León.

En 2019 el número total de personas atendidas fue de 4.526, lo que supone una disminución del 8% en relación al año 2018 y sin embargo el número de intervenciones fue de 47.315, un 47% más que en el año anterior. Ello indica que la dificultad para solucionar los temas cotidianos demandó una mayor necesidad de apoyo y de consultas. Es un signo de la mayor dureza en la situación de exclusión, a mayor intensidad de los problemas, mayor intensidad en la exclusión.

En Acogida y Atención Primaria, tanto desde la sede de Sierra Pambley como desde las Cáritas Parroquiales, este programa sigue teniendo un volumen muy elevado de atenciones, puesto que es el servicio que gestiona las necesidades básicas de las personas: atención social, alimentación, vivienda, suministros, salud, etc.

En cuanto a la forma de adquirir productos alimenticios, limpieza e higiene a lo largo del año 2019, continuó funcionando el Economato, en el que 629 personas se beneficiaron a través de los correspondientes carnets familiares. Paralelamente se reforzó el sistema de vales y se impulsó en varias parroquias el uso de tarjetas bancarias, sistema que permite una mayor normalización en la adquisición de productos de primera necesidad. Gracias a este sistema de atención hemos podido, en parte, facilitar el acceso a productos de primera necesidad de una forma integral y normalizada, también en el tiempo de la pandemia.

En el programa de Personas Sin Hogar ha aumentado un 6% el número de personas atendidas y en el de Atención a Toxicomanías el aumento ha sido de un 10%, un indicador más del agravamiento de la brecha social y del aumento en la intensidad de la exclusión.

En cuanto a la Migración y movilidad humana, se vio afectada en el año 2019 por las situaciones de pobreza y exclusión que obligan a las personas a abandonar sus países huyendo de conflictos y situaciones de extrema gravedad. Muchos de ellos son solicitantes de asilo, refugio o protección internacional, lo que indica que la brecha social y la vulnerabilidad de las personas están afectando al mundo entero, está globalizada.

El programa de Casas de Acogida, tanto de mujeres como de hombres, sigue realizando la gran labor de atención a personas en situaciones de vulnerabilidad grave, y proporcionando un espacio de acogida, convivencia y atención sociolaboral previo a la búsqueda de empleo. El número de personas atendidas es similar a otros años. El acompañamiento por parte de voluntarios y voluntarias es imprescindible en estos programas.

En cuanto al Programa Penitenciario, continuamos con los servicios detallados en la memoria, atenciones individuales y talleres dentro del Centro Penitenciario, la Casa de Acogida de permisos, el programa de paquetería y el programa de Trabajos en Beneficios de la Comunidad (TBC). También el trabajo con menores infractores de 14 a 17 años.

La atención a la Infancia ha continuado apoyando la adquisición de material escolar, acogiendo a los menores en las ludotecas y ofreciéndoles la oportunidad de disfrutar de diferentes actividades durante el verano. Cáritas forma parte también de la Comisión Provincial de Absentismo Escolar.

El programa de Acompañamiento a Mayores Caminando Juntos cada año cuenta con más apoyo, tanto por parte de las residencias como de los centros escolares. El entusiasmo por parte de todos, mayores y alumnos, hace posible que la relación social entre ellos sea un precioso espacio de crecimiento personal y un compartir alegre y generoso, así como un fortalecimiento de la esperanza en la imprescindible convivencia intergeneracional.

El Programa de Formación y Empleo sigue ofreciendo recursos a la población vulnerable, aportando formación a diferentes niveles: prelaboral, laboral y en la última fase, la intermediación y la contratación. En total han pasado por este programa 1.398 personas. Se ha atendido a 263 en el servicio de intermediación laboral y de ellas 127 han conseguido trabajo, lo que supone un porcentaje de inserción del 47%.

En el año 2018, Cáritas se incorporó al Proyecto Textil Confederal de Cáritas Española Moda Re, mediante la creación de la Empresa de Inserción Comparte León S.L. y la apertura de la tienda situada en la C/ Regidores de nuestra ciudad.

Este proyecto se enmarca dentro de la Economía Social, ayudando a proteger el medioambiente, creando puestos de trabajo para personas en exclusión y entregando de forma normalizada ropa a personas vulnerables, además de ser una tienda de referencia al público para toda la ciudad.

Respecto al apartado de gastos e ingresos, están definidos en las páginas 18 y 19.

Hemos dejado para el final un apartado importante, que es el de las Campañas Institucionales, por ser una actividad transversal en la visibilización y reivindicación de los derechos vulnerados.

La acción de Cáritas es la acción caritativa de la Iglesia en la sociedad. Es, como dice nuestro Obispo en su Carta Pastoral del Corpus, “la mano de la Iglesia que sirve y comparte”. Su acción esencial es el servicio a los más necesitados, aquellos que por muchas y variadas razones no cuentan en la sociedad, no existen en las reivindicaciones políticas porque no tienen representantes, pues no votan (este es uno de los parámetros de la exclusión) y Cáritas ha de ser su voz.

Durante al año 2019 el lema de la Campaña Institucional fue “Tu compromiso mejora el mundo. Cada gesto cuenta”. El compromiso de muchos “tus”, de muchos “gestos”, de muchos corazones convencidos de la necesidad de un cambio, potencia los valores de la comunidad como lugar de hermandad, de diálogo, de respeto a todas las personas y sus derechos, de vinculación a los valores del Evangelio.

Esos muchos “tus” hacen que crezca el sentimiento de pertenencia a una misma familia, la familia humana y al cuidado de todos y de nuestra casa común, como dice el Papa Francisco en la frase de nuestra contraportada: “La globalización de la indiferencia seguirá amenazando y tentando nuestro caminar… Ojalá nos encuentre con los anticuerpos necesarios de la  Justicia, la Caridad y la Solidaridad”. Pascua 2020

Para estos virus ya hay vacuna, todos sabemos dónde encontrarla y es gratuita, es el amor incondicional que Dios, nuestro Padre, nos tiene y que es la razón de ser de toda persona.

Y ya termino con una frase de un gran político que va perfectamente en esta línea, Abraham Lincoln, el que fue presidente de Estados Unidos de 1861 a 1865, que dice: “Me gustan las personas que dejan huella, no las que dejan cicatrices”.

Y así, siguiendo el modelo de Jesús en nuestra vida y el de la Doctrina Social de la Iglesia, seremos sin duda del grupo de las personas que dejamos huella.

Muchas gracias, y muchas gracias de una manera muy cercana y especial a vosotros, a los medios de comunicación, que siempre estáis ahí, dispuestos a divulgar nuestra acción y a colaborar en las diferentes situaciones por las que atravesamos, vuestra acción también deja huella.

 

INFORME COVID 19

La pandemia que estamos viviendo ha tenido un gran impacto en la sociedad. Una pérdida difícil de asimilar en vidas humanas y unas consecuencias sociales y económicas sin precedentes. En este escenario Cáritas ha continuado realizando su tarea de apoyo a los más desfavorecidos. A aquellas personas que ya estaban siendo acompañadas por la institución, se han sumado muchas otras que han acudido solicitando ayuda a causa de la actual crisis.

Esta realidad ha puesto en evidencia que la situación de partida, tal y como se ha mencionado en la presentación de la Memoria de Actividades del año 2019, responde a un modelo social y económico muy frágil, marcado por la precariedad y la fractura social. Son muchas las personas que viven en situación de exclusión y también aquellas que viven en un equilibrio precario, sin poder hacer frente a situaciones imprevistas.

Cáritas ha adaptado su modo de funcionamiento durante este tiempo para seguir apoyando a las personas que más lo necesitan y cumplir al mismo tiempo con las normas sanitarias y de higiene establecidas por las autoridades.

Durante el periodo del Covid 19 se ha atendido en Cáritas Diocesana de León a un total de 1.864 personas, de las que más de 1.300 acudieron al programa de Acogida y Atención Primaria así como a las distintas Cáritas Parroquiales. En este programa de Atención Primaria se ha experimentado un incremento del 58% en el número de personas atendidas en relación con el mismo periodo del año pasado. De ellas, más de 300 se han dirigió por primera vez a la entidad debido a la pandemia y han acudido también muchas personas que hacía años que no venían a Cáritas y se han visto obligadas a hacerlo ahora.

Han acudido principalmente para solicitar información y asesoramiento sobre las ayudas existentes tanto a nivel público como privado, así como orientación para acceder a las mismas. También se han atendido múltiples solicitudes relativas a alimentación, suministros y vivienda.

El frágil equilibrio que mantenían con trabajos precarios o poco estables e ingresos reducidos, se ha visto trastocado por la actual crisis y al quedarse en situación de vulnerabilidad, han tenido que acudir a Cáritas.

Al inicio del estado de alarma han acudido personas que estaban esperando el pago de los Ertes, especialmente en actividades como la hostelería. También personas que perdieron su trabajo en distintos sectores, como el del empleo doméstico.

Se han visto afectadas también por esta situación personas cuyos ingresos dependían en todo o en parte de la economía sumergida, una realidad que se ha hecho ahora más visible que nunca.

Igualmente, personas que ejercían la venta o comercio ambulante e incluso algunos autónomos.

Debido a las condiciones de aislamiento, se ha agravado más que nunca la brecha digital, tanto para los menores que debían continuar con el curso escolar en modalidad “on line”, como para las personas que debían realizar trámites telemáticos para gestionar la solicitud de ayudas, entre otros.

Esta crisis, una vez más, no está siendo igual para todos y son los más frágiles quienes ven cómo más rápidamente y más intensamente empeoran sus condiciones de vida.

Por lo que respecta a la Actividad de Cáritas Diocesana de León en estos meses de pandemia, se ha desarrollado del siguiente modo:

El Programa de Acogida y Atención Primaria, como hemos mencionado, ha continuado con su actividad con más intensidad que nunca, dando el apoyo necesario a las familias que solicitaban ayuda urgente. Se ha priorizado la atención telefónica siempre que ha sido posible, para cumplir con las normas sanitarias.

Las Cáritas Parroquiales han acompañado a las personas adaptando su modo de funcionar a las exigencias del momento para poder hacer llegar la ayuda, de alimentos principalmente, a través de vales, tarjetas de supermercado y transferencias. De esta forma, las familias han podido completar la ayuda que recibían de otras entidades con productos frescos como frutas, verduras, carne, pescado…etc. Algunas parroquias han mantenido el reparto de bolsas de alimentos ante necesidades de proximidad, con todas las medias de seguridad tanto en la preparación como en el reparto.

Además de la colaboración material, hay que incidir en el apoyo emocional como parte importante del trabajo de Cáritas durante estas semanas, con llamadas de teléfono a las personas que atendemos para ver cómo estaban, qué necesitaban y acompañarles en sus miedos, soledades, frustraciones, etc. Se ha proporcionado apoyo personal, compañía y ánimo en estos momentos de especial dificultad. Esta situación de aislamiento ha hecho más patente que nunca una de las grandes pobrezas de nuestra sociedad, la soledad.

Por lo que respecta a las Personas sin Hogar, Cáritas ha proporcionado ayuda para medicamentos, ropa y calzado a aquellas personas que lo han solicitado, incluyendo a aquellas alojadas en el Pabellón San Esteban, habilitado por el Ayuntamiento para alojar a transeúntes. También ha proporcionado ayuda de alimentos a través de la Asociación Leonesa de Caridad.

El Albergue de Transeúntes de Cistierna está acogiendo a personas que necesitan un alojamiento temporal, como personas transeúntes ó excarceladas sin recursos ni familia que les pueda acoger a su salida de prisión.

Las Casas de Acogida de Hombres y Mujeres siguen abiertas, ambas con las plazas llenas. 9 mujeres y 3 hombres respetivamente. Las dos son alojamientos de larga estancia.

El Programa de Formación y Empleo ha estado funcionando telemáticamente para cumplir con las medidas de seguridad. Se están haciendo orientaciones laborales por videoconferencia y se están gestionando ofertas de empleo. La bolsa de empleo doméstico sigue también funcionando, con las dificultades causadas por la actual situación.

Algunos cursos de formación, suspendidos al inicio del estado de alarma, se han reiniciado en modalidad on line. Todas las actividades se irán retomando presencialmente tan pronto como la situación lo permita.

El Programa Penitenciario ha ofrecido una alternativa a la actividad presencial dentro del centro penitenciario. Se están haciendo acompañamientos por videoconferencia y telefónicos a los reclusos y sus familias. Se ha puesto en marcha también un proyecto de comunicación postal entre voluntarios y reclusos que está teniendo muy buena acogida.

Programa de Infancia: Ya que los alumnos actualmente no pueden acudir en persona a las ludotecas se están haciendo seguimientos telefónicos de las familias para ver qué necesidades pueden tener y sobre todo saber si los menores necesitan apoyo escolar.

Destacar la implicación de los voluntarios y voluntarias de Cáritas Diocesana de León, que generosamente han adaptado su acompañamiento y ayuda a las nuevas necesidades como son: preparación de bolsas de alimentos en parroquias, ayuda en la compra a personas mayores o discapacitadas que no pueden salir de casa, tirar la basura, hacer algún recado urgente y otros gestos pequeños pero muy importantes porque, como dice nuestro lema de campaña: Cada Gesto Cuenta.

Maqueta MEMORIA CÁRITAS 2019 DEFINITIVA FINAL

 

Cáritas diocesana de León