Monseñor Argüello: “es importante cuantificar el trabajo de la Iglesia”

El portavoz de la CEE habló de la obra de la Iglesia, a través de la cual manifiesta su ser, «un ser y un hacer – subrayó – que pertenece a un pueblo, que emerge de la Pascua, de Pentecostés, y es ese pueblo quien toma la forma de un cuerpo, el Corpus Domini, que celebramos en estos días, y que camina en la historia de los hombres, anuncia el Evangelio y testifica con amor el amor que recibe y quiere brindar a los hombres». Esta dimensión de la Iglesia, presente en el mundo, esta fe, esperanza y caridad que «debe convertirse en una presencia real en la carne de los que forman parte de este pueblo». La contribución de la Iglesia al bien común debe medirse a través de la acción educativa, los servicios salud o social, pero también a través de su patrimonio.

«Ahora que estamos hablando de promover el turismo – dice el portavoz del organismo episcopal – además de redescubrir la posibilidad que ofrecen las playas y montañas de España, también estamos pidiendo poder visitar nuestro rico patrimonio, que expresa la belleza de la fe y algunas connotaciones artísticas e históricas que los españoles deberían saber. Contribuyamos al producto interno bruto, ahora que está a punto de disminuir».

«Aquellos que piensan que la acción de la Iglesia solo debe ser de ayuda, no entienden qué es Caritas, que busca hacer progresar a las personas y ayudarlas», agrega Mons. Argüello, que también subraya el importante trabajo realizado por la Iglesia en el campo de la educación. Y ahora que España está logrando gradualmente derrotar la pandemia de coronavirus, le pide a la población, según la educación católica, que no olvide a los países menos desarrollados, que no permanezca indiferente a lo que está sucediendo fuera de España, y de no permanecer «inmune» al sufrimiento vivido en otros lugares.

 

 

Ciudad del Vaticano