La Madre de los cartageneros ya está en casa

(Diócesis de Cartagena)

Durante casi un año ha estado ausente la Virgen de la Caridad de su basílica, tiempo en el que los cartageneros la han echado de menos, por eso hoy muchos la recibían con flores. La imagen de la patrona de Cartagena ha regresado a su basílica tras el proceso de rehabilitación realizado en el Centro de Restauración de la Región de Murcia. El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, ha hecho entrega esta mañana de la imagen de la patrona de Cartagena al Santo y Real Hospital de la Caridad, en el acto que ha contado con la presencia del obispo.

Sobre la talla, que fue sometida a un estudio completo para determinar su estado de conservación, se ha realizado una limpieza general y retoque cromático de diferentes zonas. López Miras ha explicado que una de las tareas más complejas en la restauración ha sido la recuperación de cada una de las lágrimas del rostro de la Virgen destacando “el minucioso trabajo que se ha realizado sobre la imagen para que luzca con hermosura”. El presidente ha querido hacer hincapié en que este año ha sido la primera vez que la Caridad faltaba en Cartagena un Viernes de Dolores, su día grande, ya que, debido a la pandemia y con el decreto del estado de alarma, fue imposible su regreso para la fecha prevista.

Ante la Virgen de la Caridad, el obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, ha pedido a los presentes una oración por los que han muerto durante este tiempo, con un especial recuerdo a los 149 fallecidos por Covid-19 en la Región de Murcia. El obispo ha manifestado su alegría al ver de nuevo a la Caridad en su basílica, respondiendo así al deseo de los fieles que la custodian y que la han echado de menos, especialmente en este tiempo de pandemia. “Durante estos meses, he tenido muy presente a la Virgen de la Caridad, pidiendo su intercesión por quienes estaban sufriendo”, ha destacado Mons. Lorca.

“Hoy es un día importante y feliz para los cartageneros”, afirmaba su alcaldesa, Ana Belén Castejón, quien ha dado las gracias a los profesionales que han intervenido en el proceso de restauración y ha elevado una oración a la Virgen: “Te pedimos que nos sigas dando fuerzas y que seamos capaces de ayudar a aquellos que más lo necesitan”.

Para finalizar el acto se ha cantado la Salve Cartagenera que ha culminado entre aplausos y vivas a la Madre de Dios. Por el momento, y debido a que el templo se encuentra en obras, la imagen permanecerá en la capilla de San José.

 

 

Diócesis de Cartagena