Estrella de la evangelización

El día 31 de mayo, solemnidad de Pentecostés, se celebra el Día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar. Este año tiene como lema“Hacia un renovado Pentecostés“, en continuidad con el Congreso de Laicos celebrado el pasado mes de febrero. Ciertamente, celebramos esta Jornada en un momento difícil y todavía incierto a causa de la pandemia, pero manteniendo laesperanza en Cristo resucitado, que camina con nosotros todos los días hasta el fin del mundo.María, el día de Pentecostés, «presidió con su oración el comienzo de la evangelización bajo el influjo del Espíritu Santo. Sea Ella la estrella de la evangelización siempre renovada que la Iglesia, dócil al mandato del Señor, debe promover y realizar, sobre todo en estos tiempos difíciles y llenos de esperanza». Así se refería a María san Pablo VI en la conclusión de la Exhortación Apostólica Evangelii Nuntiandi.Os invito hoy pues a reflexionar, de la mano de María.

María sigue intercediendo como Madre en favor de los hombres. Lo hizo en Caná de Galilea (Jn 2,1-11)porque aquella familia se hallaba en un serio aprieto, y hoy también intercede por tantos hijos suyos que no tienen fe o buscan la felicidad donde no la pueden hallar. Y a nosotros nos indica como a aquellos sirvientes de Caná que hagamos lo que él nos diga. La mediación de María en la acción evangelizadora tiende a llevar a los evangelizados hasta Cristo, para que reciban la salvación, porque en ella todo conduce a Cristo, todo remite a su Hijo, a contemplarlo, a escucharlo, a acogerlo, a seguirlo.

Cristo es verdaderamente el evangelio vivo y el primer evangelizador, y nos ha sido dado por María. Ella es la primera evangelizada y la primera evangelizadora por su misión en el plan divino de salvación, ya que con su vida y su palabra es testimonio de lo que Dios ha obrado en favor de los seres humanos en ella y por ella. Toda su vida será un testimonio vivo de una vida entera entregada a Jesucristo y a su obra salvadora. Ella nos ayuda, pues, a interpretar también hoy nuestros acontecimientos bajo la luz de su Hijo Jesús,y nos ayuda a crecer en la esperanza, que es imprescindible en la obra de la evangelización.

María es Estrella y Madre de la Evangelización, tal como nos señala el papa Francisco en las palabras finales de la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium. Ella reunió a los discípulos e hizo posible la irrupción misionera en Pentecostés. Es la Madre de la Iglesia evangelizadora que debe inspirar nuestra actividad de anuncio del evangelio. La Madre nos enseñará y nos ayudará a ser profundamente contemplativos, entregados sin reservas a la misión evangelizadora, audaces para encontrar caminos nuevos en el anuncio de Cristo.

Nosotros somos los apóstoles de Jesucristo en la sociedad del siglo XXI, enviados a anunciar el evangelio a nuestros contemporáneos. El Señor nos envía a ser sus testigos en medio del mundo, en medio de nuestro pequeño mundo, de nuestro entorno más concreto. Si vivimos la experiencia de encuentro con él, nuestra palabra será portadora de fuerza, de alegría, de seguridad, de sinceridad, de esperanza, y seremos ocasión de encuentro con Cristo para aquellos que se crucen en nuestro camino. La responsabilidad de nuestra misión es grande. Pero en esta misión no estamos solos, porque también nos acompaña María, Estrella y Madre de la Evangelización.

Ella nos ayudará a vivir en un renovado Pentecostés, a vivir como Pueblo de Dios en salida, en comunión fraterna, aplicándonos en la obra de la misión evangelizadora desdeel primer anuncio, llevando a la práctica el acompañamiento personal y pastoral, promoviendo la formación de los fieles laicos y haciéndonos presentes en la vida pública como el fermento en medio de la masa, ofreciendo nuestra fe y dando razón de nuestra esperanza.

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa.

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 395 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar. Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos. En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989). El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”. El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis. El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa. En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.