Mons. Celso Morga inauguró el Año Santo en el Santuario de Ntra. Sra. de los Dolores de Chandavila

A las 8 de la tarde del miércoles 27 de mayo se abría la puerta santa en el Santuario de Nuestra Señora de los Dolores de Chandavila, y con ello se estrenaba el Año Santo concedido por la Santa Sede, en conmemoración del 75 aniversario de las apariciones de la Virgen en ese paraje codoserano.

El Jubileo o Año Santo es otorgado por la Santa Sede, y durante el periodo que dura, en este caso del 27 de mayo de 2020 al 27 de mayo de 2021, se puede obtener la indulgencia plenaria, es decir, el perdón de la pena temporal que nuestros pecados merecen.

En la apertura de la puerta santa don Celso bendecía un cirio que permanecerá encendido durante las celebraciones del Año Jubilar. Posteriormente golpeaba la puerta tres veces la puerta y ésta se abría mientras sonaban las campanas del santuario.

Debido a las restricciones por la pandemia del COVID-19, la misa hubo de celebrarse en el interior del santuario y no en la explanada, por ello solamente pudieron entrar alrededor de 70 personas, si bien mucha gente más pudo seguir la ceremonia por la megafonía exterior y a través de Facebook. Una veintena de sacerdotes concelebraron con don Celso la eucaristía.

Al inicio de la celebración el canciller secretario de la archidiócesis, Carlos Torres daba lectura al Decreto por el que la Santa Sede concede el Año Jubilar al Santuario. Entre otras cosas especifica las condiciones para lucrar las indulgencias. “Podrán lucrar la indulgencia por sí o por las almas de los fieles difuntos en el purgatorio, -dijo- aquellos fieles cristianos que, movidos por la caridad, y verdaderamente arrepentidos de sus pecados, cumplan las condiciones acostumbradas: confesión sacramental, comunión eucarística y orar por las intenciones del Santo Padre, y visiten el santuario de Nuestra Señora de los Dolores de Chandavila”.

En su homilía el Arzobispo de Mérida-Badajoz recordaba los acontecimientos acaecidos en Chandavila hace 75 años y desvelaba que recientemente había visitado a Marcelina, la primera vidente de la Virgen, que aún vive, y es religiosa, hermana de la Cruz en un convento sevillano. En ella la Hermana Misericordia, que es su nombre de religiosa, se reafirmó en que vio a la Santísima virgen, tal y como lo contó en todas las declaraciones que se le tomaron en el año 45, cuando ocurrieron los hechos. “Tuve la oportunidad de entrevistarme hace poco tiempo con la vidente -dijo don Celso- y la conclusión que recabamos es que se trata de una mujer, todavía lúcida a pesar de sus más de ochenta años, sincera y coherente, en su testimonio. ‘Nunca he mentido’ nos dijo como conclusión de su testimonio”.

Un representante de la Cofradía, José Píriz, mostraba el agradecimiento de ésta a la Iglesia, representada por el Santo Padre y por el Arzobispo de Mérida-Badajoz, por el don que significa un año santo para el santuario. También tuvo palabras de agradecimiento para el Vicario General, Mateo Blanco Cotano, y el sacerdote codoserano Francisco Barroso.

Al finalizar la eucaristía, se repartía entre los asistentes la carta pastoral escrita por don Celso Morga para este año jubilar.

Desde el Santuario se han preparado muchas actividades para este año jubilar; la primera de ellas es la semana de espiritualidad, que se viene desarrollando desde el lunes y que finaliza este domingo con la fiesta de la Virgen.

(Archidiócesis de Mérida-Badajoz)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40176 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).