El Papa pide unión con los católicos chinos y les expresa su cercanía

Jornada de Oración por la Iglesia en China. (AFP or licensors)

“Unámonos espiritualmente a los fieles católicos de China”. Lo ha pedido el Papa Francisco después de rezar la oración mariana a la Madre del Cielo, en el día en el que nuestros hermanos en China celebran, con particular devoción, la fiesta de la Santísima Virgen María, Auxilio de los Cristianos y Patrona de China, venerada en el santuario de Sheshan en Shanghái.

El Papa ha confiado “a la guía y protección de nuestra Madre Celestial” a los Pastores y fieles de la Iglesia Católica en ese gran país, “para que sean fuertes en la fe y firmes en la unión fraternal, testigos alegres y promotores de caridad fraterna” y, sobre todo, “buenos ciudadanos”.

Además, dirigiéndose a ellos, les ha asegurado que la Iglesia universal, de la cual son parte integrante, “comparte sus esperanzas y los sostiene en sus pruebas de la vida”. “Ella – ha señalado – les acompaña con la oración por una nueva efusión del Espíritu Santo, para que en ustedes pueda resplandecer la luz y la belleza del Evangelio, poder de Dios para la salvación de todos los que creen”. Por último, les ha expresado, una vez más, su “gran y sincero afecto” y ha impartido una especial Bendición: “Que la Virgen los proteja siempre”.

 

 

Ciudad del Vaticano