Mons. Francisco Cerro a los comunicadores: “Estáis llamados a ser mensajeros de buenas noticias”

Mons. Francisco Cerro Chaves, Arzobispo de Toledo, dedica su escrito dominical del próximo 24 de mayo a la 54 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales cuyo lema es “Para que puedas contar y grabar en la memoria (cf. Ex 10,2). La vida se hace historia”. Para ello, el Primado, ahonda en el Mensaje del Papa Francisco con motivo de este día.

Don Francisco Cerro se dirige, de manera especial, a los profesionales de la comunicación. Y una de sus invitaciones, parafraseando al Papa, es la siguiente: “En este tiempo tan duro estáis llamados a ser mensajeros de buenas noticias, evitando destruir ilusiones y convirtiéndoos en pregoneros de desgracias”.

Tejer historias

Don Francisco Cerro indica que  la importancia de contar historias y exponer los buenos ejemplos del día a día: “el Santo Padre usa el verbo «tejer» para hablar de las historias que los comunicadores contáis en vuestros medios (…) ¡Qué labor tan hermosa tenéis cuando sois capaces de crear ese telar vital siendo valientes y, sin dejar de proclamar la verdad, transmitir heroicamente el amor que las personas merecen! Con vuestros relatos hacéis que la vida ordinaria sea extraordinaria, sacando a la luz a los héroes de la calle, a aquellos que, en medio de dolores y dificultades, no se rinden por sacar adelante a sus familias, a sus amigos queridos y a su país.”

Leer de nuevo la “Historia de las historias”

Mons. Cerro Chaves exhorta a la invitación sugerente de Francisco: “El Papa Francisco nos invita a leer de nuevo la «Historia de las historias», contada en las Sagradas Escrituras como memorial grabado en el corazón”.

El Arzobispo de Toledo incide, también, en la necesidad de contar nuestras historias a Dios parafraseando al Papa: “Contarle al Señor es entrar en su mirada de amor compasivo hacia nosotros y hacia los demás. A Él podemos narrarle las historias que vivimos, llevarle a las personas, confiarle las situaciones. Con Él podemos anudar el tejido de la vida, remendando los rotos y los jirones”.

La oración en la vida del comunicador profesional

Una de las últimas indicaciones en el escrito dominical es la necesidad de la oración tan necesaria en la vida de los comunicadores: “Contarle al Señor nuestras historias (…) supone la oración del periodista-comunicador profesional, para que nuestras historias sean conformes con el Evangelio y con la verdad. Os ruego que no lo olvidéis estas ideas y que acojáis con generosidad y gratitud esta invitación.”

Para acceder al escrito dominical: pinchar aquí.

(JuanF Pacheco, Archidiócesis de Toledo)

 

A LOS PROFESIONALES DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

En la Jornada Mundial de las Comunicaciones sociales

Escrito dominical, el 24 de mayo

Queridos profesionales de los medios de comunicación: Todos los años la Iglesia celebra la Jornada
Mundial de las Comunicaciones Sociales en el domingo de la solemnidad de la Ascensión del Señor.
Por este motivo, el Papa Francisco nos dirige anualmente una carta que os invito leer. Este año
comienza así: «Necesitamos respirar la verdad de las buenas historias: historias que construyan, no
que destruyan; historias que ayuden a reencontrar las raíces y la fuerza para avanzar juntos». Sí,
queridos amigos, es momento de construir desde la verdad y con la verdad, de mostrar el amor que
inflama el corazón del comunicador creyente, siendo capaces de construir un mundo nuevo con
vuestras palabras y con la pluma. En este tiempo tan duro estáis llamados a ser mensajeros de
buenas noticias, evitando destruir de ilusiones y convertiros en pregoneros de desgracias

El Santo Padre usa el verbo «tejer» para hablar de las historias que los comunicadores contáis
en vuestros medios. Nos dice: «Las historias de cada época tienen un ‘telar’ común: la estructura
prevé ‘héroes’, también actuales, que para llevar a cabo un sueño se enfrentan a situaciones difíciles,
luchan contra el mal empujados por una fuerza que les da valentía, la del amor. Sumergiéndonos en
las historias, podemos encontrar motivaciones heroicas para enfrentar los retos de la vida».

¡Qué labor tan hermosa tenéis cuando sois capaces de crear ese telar vital siendo valientes y, sin
dejar de proclamar la verdad, transmitir heroicamente el amor que las personas merecen! Con
vuestros relatos hacéis que la vida ordinaria sea extraordinaria, sacando a la luz a los héroes de la
calle, a aquellos que, en medio de dolores y dificultades, no se rinden por sacar adelante a sus
familias, a sus amigos queridos y a su país. Es verdad que no todas las noticias son buenas: «Cuántas
historias nos narcotizan, convenciéndonos de que necesitamos continuamente tener, poseer,
consumir para ser felices. Casi no nos damos cuenta de cómo nos volvemos ávidos de chismes y de
habladurías, de cuánta violencia y falsedad consumimos», pero vosotros sois capaces de
transformar esta realidad con vuestro testimonio cristiano coherente y comprometido.

El Papa Francisco nos invita a leer de nuevo la «Historia de las historias», contada en las
Sagradas Escrituras como memorial grabado en el corazón. Esa historia de Dios con nosotros llega
a su punto culminante con Jesucristo, y constantemente «se renueva» y «nos renueva». Éstas son
sus palabras: «En la historia de cada hombre, el Padre vuelve a ver la historia de su Hijo que bajó a
la tierra. Toda historia humana tiene una dignidad que no puede suprimirse. Por lo tanto, la
humanidad se merece relatos que estén a su altura, a esa altura vertiginosa y fascinante a la que
Jesús la elevó». En efecto, Jesucristo Resucitado es la Palabra que nos transforma y recrea gracias
a los Sacramentos pascuales; así, con nuestras palabras también nosotros podemos participar en la
transformación y renovación del mundo que nos ha tocado vivir, especialmente cuando ha sido
tocado por tan grandes sufrimientos.

Por eso tenemos que acoger la sugerente invitación del Papa Francisco cuando dice: «Contarle a
Dios nuestra historia nunca es inútil; aunque la crónica de los acontecimientos permanezca
inalterada, cambian el sentido y la perspectiva. Contarle al Señor es entrar en su mirada de amor
compasivo hacia nosotros y hacia los demás. A Él podemos narrarle las historias que vivimos,
llevarle a las personas, confiarle las situaciones. Con Él podemos anudar el tejido de la vida,
remendando los rotos y los jirones». En efecto, contarle al Señor nuestras historias, las que luego
ponemos en el papel o en las redes sociales, supone un diálogo previo con el Señor, supone la oración
del periodista-comunicador profesional, para que nuestras historias sean conformes con el
Evangelio y con la verdad. Os ruego que no lo olvidéis estas ideas y que acojáis con generosidad y
gratitud esta invitación. Con un sincero y agradecido abrazo os envío mi bendición

+ Francisco Cerro Chaves
Arzobispo de Toledo y Primado de España

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40228 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).