Carta pastoral de los obispos de la Provincia Eclesiástica de Toledo

Los Obispos de la Provincia Eclesiástica de Toledo quieren “acompañaros e invitaros a que os dejéis iluminar por la fe en Jesucristo en estos momentos de tanto dolor. Queremos deciros que estamos con vosotros; que compartimos vuestros sentimientos y dificultades; que queremos acompañaros y animaros a que os dejéis iluminar por el Señor, que no nos abandona, que va en nuestra misma barca, que camina con nosotros”, según se recoge en su Carta Pastoral en este tiempo de pandemia del Covid-19.

Bajo el título «Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo», los prelados de la Archidiócesis de Toledo desean “alentar a todos los cristianos a mantener viva la fe y la confianza en el Señor ante esta pandemia”.

Dividida en 6 puntos, la Carta analiza la situación actual y desde ahí, agradece a tantas personas que nos ayudan a sobrellevar nuestro dolor con esperanza. Para los Obispos “la situación de dolor, sufrimiento, tribulación y desconcierto por la que estamos pasando, ha motivado en nosotros una reflexión profunda sobre su significado, y nos ha hecho vivir una intensa y quizá nueva experiencia: la de nuestra vulnerabilidad”. Los Obispos hablan de las buenas personas que nos han ayudado en este tiempo y nos animan a fortalecer la fe.

La Carta analiza en el sexto punto la situación económica actual y anima a una fe comprometida y solidaria. Los obispos señalan que “el establecimiento de la justicia en la sociedad y la búsqueda del bien común es responsabilidad de las instituciones civiles, nacionales, autonómicas y locales. Desde la Iglesia y desde Cáritas, conscientes de nuestras limitaciones, les ofrecemos colaboración y diálogo para que los necesitados encuentren las mejores respuestas a sus problemas”.

Documentos adjuntos

(Diócesis de Albacete)

 

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41936 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).