Saludo al mundo rural

Un cordial y fraterno saludo a todos vosotros y vosotras que vivís en los pueblos de nuestra Diócesis y provincia.Con mi saludo cordial y fraterno, mi felicitación a todos en la fiesta de San isidro, patrono de los trabajadores y habitantes del campo bien en la agricultura o en la ganadería, en los servicio su otras actividades como el trabajo telemático. La Iglesia comparte el dolor y las lágrimas de todos los que, en la propia carne o en la familia, amigos y vecinos, habéis sufrido la pandemia del coronavirus, particularmente a los que habéis tenido algún difunto, rogamos por ellos y por vosotros.

Mi reconocimiento a todos vosotros que de forma sencilla, sacrificada y humilde vivís en el campo. Mi gratitud porque,gracias a vuestros trabajos, dolores, sudores y amores,los demás miembros de la sociedad tenemos conque alimentarnos con los frutos de la tierra.

Conservad vuestra actitud acogedora para con todos, cercanos y lejanos;fomentad momentos de encuentros de todos, integrando a todos, también a los que de las ciudades os visiten o veraneen entre vosotros.

Seguid siendo hombres y mujeres con la sabiduría que dala reflexión ante la naturaleza y las enseñanzas acumuladas de los siglos.No dejéis de seguir formándoos, y enseñándoos unos a otros. Acompañaos y ayudaos,de manera particular a los mayores, enfermos y personas solas.

Os invito a guardarla memoria de vuestro pueblo, vuestra historia con sus grandezas y miserias;cultivad vuestras tradiciones que os identifican. Tened siempre un recuerdo agradecido a los que nos han precedido y nos han legado mucho de lo que tenemos, además de la vida y la fe.Doy gracias por vuestra fe en Dios que resplandece en sus obras,la devoción a la Virgen María y la experiencia de la comunidad cristiana; como miembros de la comunidad cristiana reuniros, si es posible, los domingos y los días de fiesta para celebrar la Eucaristía,alimentaros con la Palabra,el Pan de Dios y vivir la fraternidad entre unos y otros.

A todos vosotros os manifiesto el apoyo de la Iglesia en Palencia en todas vuestras demandas justas. Se ha conseguido mucho en estos últimos tiempos, es verdad,gracias también al compromiso de las autoridades y organizaciones agrarias, pero todavía hay que seguir apoyando y luchando por el futuro de los agricultores y ganaderos de nuestros pueblos; el precio de vuestros productos acostumbra a ser bajo y vuestro trabajo no es suficientemente reconocido en nuestra sociedad.

Seguid luchando pacíficamente por vuestros pueblos, por mejores condiciones sanitarias, mejores comunicaciones, mejores condiciones de vida.No os rindáis ni os conforméis con el hoy. Luchad unidos, en comunión, juntos, sin divisiones, contando con los jóvenes y los mayores. “Los jóvenes profetizarán, y los ancianos tendrán sueños y visiones” (Joel 23,1) Los jóvenes denunciando lo denunciable y trabajando por la sociedad mejor que anhelan; los mayores aportando su experiencia y sabiduría acumulada.

Contad con el apoyo y el compromiso de la Iglesia en Palencia de no desatenderos. Lo haremos hoy de manera distinta a la que se venía haciendo porque han cambiado los tiempos. Yo no somos tantos sacerdotes y somos, en general,mayores. Pero hay laicos y laicas de vuestras comunidades parroquiales, miembros de la Iglesia,que con su compromiso alientan, acompañan y colaboran con su entrega con los sacerdotes para que las comunidades cristianas vivan y caminen cantando melodías de vida y esperanza.

+ Manuel Herrero Fernández OSA,

Obispo de Palencia

Mons. Manuel Herrero Fernández
Acerca de Mons. Manuel Herrero Fernández 101 Articles
Mons. Manuel Herrero Fernández, OSA, nació el 17 de enero de 1947 en Serdio-Val de San Vicente, (Cantabria). Ingresó en el Seminario Menor “San Agustín” de Palencia. Estudió Filosofía y Teología en el Monasterio Agustino de “Santa María de la Vid” (Burgos), en el “Estudio Teológico Agustiniano” de Valladolid y en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid). Obtuvo el Bachillerato en Teología por la Universidad Pontificia de Comillas (Madrid) y la Licenciatura en Teología Pastoral por la Universidad Pontificia de Salamanca, sede de Madrid. Hizo Profesión Solemne el 25 de octubre de 1967, siendo miembro de la Orden Agustina, Provincia del “Santísimo Nombre de Jesús de España”. Fue ordenado sacerdote el 12 de julio de 1970, por el entonces Obispo de Palencia, Mons. Anastasio Granados. Ha desempeñado los siguientes cargos: • Formador en el Colegio Seminario Agustino de Palencia. • En Madrid: Director Espiritual del “Colegio Nuestra Sra. del Buen Consejo”; Párroco de “Ntra. Sra. de la Esperanza”; Delegado del Vicario de Religiosas; Prior de la Comunidad de “Santa Ana y La Esperanza”; Arcipreste de “Ntra. Sra. de la Merced”; Profesor de Pastoral en los Centros Teológicos agustinos de El Escorial y de Los Negrales; Vicario Parroquial de “San Manuel y San Benito”. • En Santander: Primer Párroco de “San Agustín”; Delegado Episcopal de “Caritas y Acción Social”; Profesor del Seminario Diocesano de Monte Corbán; Delegado Episcopal de Vida Consagrada; Vicario General de Pastoral; Párroco de “San Agustín”; del 22 de diciembre de 2014 hasta el 30 de mayo de 2015 Administrador Diocesano de Santander durante la sede vacante; Profesor del Instituto Teológico de Monte Corbán, Vicario General y Moderador de la curia de la diócesis desde 2002, y párroco de “Ntra. Sra. del Carmen” desde 2014. El 26 de abril de 2016 fue nombrado Obispo de Palencia por el Papa Francisco y el 18 de junio del mismo año fue ordenado Obispo e inició su Ministerio Episcopal en la Sede palentina.