Misas todavía sin gente: los obispos italianos contra la decisión del gobierno

Italia (ANSA)

«Los obispos italianos no pueden aceptar ver comprometido el ejercicio de la libertad de culto. Debe quedar claro para todos que el compromiso de servicio a los pobres, tan significativo en esta emergencia, proviene de una fe que debe alimentarse en su fuente, especialmente la vida sacramental». Esto es lo que decía una nota de la Conferencia Episcopal Italiana después de la conferencia de prensa del Primer Ministro Giuseppe Conte, que presentó el nuevo Decreto sobre la fase 2.

Después de «semanas de negociaciones – continúa la nota – en las que la CEI presentó unas directrices y protocolos con los que abordar una fase de transición en pleno cumplimiento de todas las normativas sanitarias, el Decreto de la Presidencia del Consejo de Ministros aprobado ayer por la tarde excluye arbitrariamente la posibilidad de celebrar la misa con el pueblo. Se recuerda a la Presidencia del Consejo y al Comité Técnico-Científico su deber de distinguir entre su responsabilidad – dar indicaciones precisas de carácter sanitario – y la de la Iglesia, llamada a organizar la vida de la comunidad cristiana, respetando las medidas previstas, pero en la plenitud de su autonomía».

La nota de la CEI

La CEI recuerda que la Ministra del Interior Luciana Lamorgese había declarado en el Avvenire que «el Gobierno estaba estudiando nuevas medidas para permitir el ejercicio más amplio posible de la libertad de culto»: palabras que llegaron el 23 de abril pasado «después de un debate continuo y disponible entre la Secretaría General del CEI, el Ministerio del Interior y la propia Presidencia del Consejo». Un interludio en el que la Iglesia ha aceptado, con sufrimiento y sentido de la responsabilidad, las limitaciones gubernamentales asumidas para hacer frente a la emergencia sanitaria». En este diálogo -precisa la nota- la Conferencia Episcopal había subrayado repetidamente «de manera explícita que -en el momento en que se reducen las limitaciones asumidas para hacer frente a la pandemia- la Iglesia exige poder reanudar su acción pastoral».

Nota de la Presidencia del Consejo 

«La Presidencia del Consejo – informa una nota de Palazzo Chigi – toma nota de la comunicación de la CEI y confirma lo ya anticipado en la conferencia de prensa del Presidente Conte. Ya en los próximos días estudiaremos un protocolo que permita la participación de los fieles en las celebraciones litúrgicas en condiciones de máxima seguridad lo antes posible».

 

 

Ciudad del Vaticano