India. Falsa acusación contra cristianos mientras país lucha contra Covid-19

India, Nueva Delhi. Una mujer espera para recibir comida gratis en una zona industrial, durante el cierre prolongado a nivel nacional para frenar la propagación de coronavirus (DANISH SIDDIQUI)

El 21 de abril un dirigente político hindú acusó por televisión a los misioneros cristianos y al Partido Comunista de la India de ser los mandantes del linchamiento de dos sacerdotes hindúes y su chofer, el 16 de abril, en una aldea del distrito de Palghar, en el estado de Maharashtra. Los tres iban de regreso a Mumbai en coche, después de ser bloqueados por la policía mientras iban a un funeral, y fueron asesinados por una turba furiosa de 200 personas porque fueron confundidos con traficantes de niños. Según el diputado hindú Rakesh Sinha, detrás del asesinato estarían los misioneros cristianos y los comunistas.

La acusación fue rechazada como totalmente infundada por Monseñor Félix Anthony Machado, Arzobispo de Vasai y Secretario General de la Conferencia Episcopal India (Cbci), quien denunció a la agencia Ucanews un nuevo intento de difamación contra los cristianos y la instrumentalización del episodio para fomentar tensiones religiosas «en un momento en que el país está luchando contra una pandemia mortal». Según el prelado, el linchamiento no tiene ningún motivo religioso. Además», señaló, «no hay cristianos en la zona”. Monseñor Machado afirmó que no quiere presentar cargos por difamación contra Sinha, para no darle ulterior publicidad.

La comunidad cristiana no es nueva en este tipo de ataques difamatorios en la India, donde las organizaciones fundamentalistas hindúes desde hace años acusan a los misioneros de hacer conversiones forzadas, mientras no disminuye la violencia anticristiana. Desde 2014, tras el ascenso al gobierno del Partido Nacionalista Hindú Bharatiya Janata Party (BJP), las denuncias contra los cristianos se han multiplicado.

 

 

Ciudad del Vaticano