Miércoles de la segunda semana de Pascua

En la primera lectura de la Eucaristía de ayer, tomada de los Hechos de los Apóstoles, nos decía san Lucas que, después de Pentecostés, los Apóstoles daban testimonio de Jesucristo con mucho valor. Hoy la lectura añade que, como consecuencia, el sumo sacerdote judío mandó encarcelarlos, pero por la noche un ángel del Señor los liberó abriéndoles la prisión. Nos dice también que al día siguiente se presentaron en el templo enseñando al pueblo y predicando a Jesucristo con valentía.

Todos nosotros, en virtud del bautismo y de la confirmación, en la que recibimos al don del Espíritu Santo, estamos llamados al apostolado y al testimonio, en primer lugar, con la palabra, sin rubor y sin complejos. No debe darnos miedo ni vergüenza hablar de Jesús en nuestra familia, a los hijos y a los nietos, a nuestros amigos y a todas las personas que entretejen nuestra vida. Que no nos puedan el temor a ser rechazados, o cálculos humanos poco confesables como el miedo a perder ventajas económicas o profesionales. Si estamos convencidos de que el Señor es el mayor tesoro de nuestra vida, hemos de anunciarlo por doquier, conscientes de que es el mejor servicio que podemos prestar a las personas que queremos y con las que nos relacionamos.

Pero además de anunciar a Jesucristo con la palabra explicita, hemos de anunciarlo también con el testimonio luminoso, atractivo y elocuente de nuestra vida sinceramente cristiana, afincada en la verdad, la justicia, la piedad, la compasión y la misericordia, tan necesarias en el tiempo que nos toca vivir, de modo que al conocer nuestra vida, otros conciudadanos nuestros se interroguen por nuestro estilo de vida y se animen a volver al Señor, en el que encontrarán la alegría, la esperanza y una insospechada plenitud.

+ Juan José Asenjo Pelegrina

Arzobispo de Sevilla

Mons. Juan José Asenjo
Acerca de Mons. Juan José Asenjo 334 Articles
Mons. D. Juan José Asenjo Pelegrina nació en Sigüenza (Guadalajara) el 15 de octubre de 1945. Fue ordenado sacerdote en 1969. Es Licenciado en Teología por la Facultad Teológica del Norte de España, sede de Burgos (1971). Amplió estudios en Roma donde realizó, desde 1977 hasta 1979, los cursos de Doctorado en Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, y las Diplomaturas en Archivística y Biblioteconomía en las Escuelas del Archivo Secreto Vaticano y de la Biblioteca Apostólica Vaticana. CARGOS PASTORALES Los primeros años de su ministerio sacerdotal los desarrolló en su diócesis de origen, en Sigüenza-Guadalajara, donde trabajó en la enseñanza y en la formación sacerdotal. Estuvo vinculado especialmente al Patrimonio Cultural como Director del Archivo Artístico Histórico Diocesano (1979-1981), Canónigo encargado del Patrimonio Artístico (1985-1997) y Delegado Diocesano para el Patrimonio Cultural (1985-1993). En 1993 fue nombrado Vicesecretario para Asuntos Generales de la CEE, cargo que desempeñó hasta su ordenación episcopal, el 20 de abril de 1997, como Obispo Auxiliar de Toledo. Tomó posesión de la diócesis de Córdoba el 27 de septiembre de 2003. El 13 de noviembre de 2008 fue nombrado Arzobispo Coadjutor de Sevilla y el día 5 de noviembre de 2009 comenzó su ministerio como Arzobispo metropolitano de Sevilla, al aceptar el Santo Padre la renuncia del Cardenal Amigo Vallejo. Por delegación de los Obispos del Sur, es el Obispo responsable de la Pastoral de la Salud de Andalucía. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE preside la Comisión Episcopal de Patrimonio Cultural, cargo para el que fue elegido el 15 de marzo de 2017. Ya había presidido esta Comisión de 2005 a 2009. Otros cargos en la CEE: vicesecretario para Asuntos Generales (1993-1997); secretario general y portavoz de la CEE (1998-2003); miembro del Comité Ejecutivo (2009-2017). Fue copresidente de la Comisión Mixta Ministerio de Educación y Cultura-Conferencia Episcopal Española para el seguimiento del Plan Nacional de Catedrales de 1998 a 2003. Ejerció de coordinador Nacional de la V Visita Apostólica del Papa Juan Pablo II a España el 3 y 4 de mayo de 2003. Ha sido miembro de la "Junta San Juan de Ávila, Doctor de la Iglesia" y de la "Junta Episcopal Pro V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús".