El Arzobispo Castrense dialoga con los capellanes destinados en Aragón, Cataluña y Navarra

Monseñor Juan del Río durante la videoconferencia con los capellanes. (Arzobispado Castrense)

Monseñor Juan del Río, Arzobispo Castrense de España, mantuvo ayer una videoconferencia con los capellanes castrenses destinados en unidades de las provincias de Barcelona, Gerona, Huesca, Lérida, Navarra, Tarragona, Teruel y Zaragoza que constituyen la Circunscripción Eclesiástica número 2.

La sesión comenzó con el saludo de D. Juan que dirigió la oración y se interesó por la salud de los intervinientes, de sus familiares y de los fieles a su cargo, entre los que hay algún fallecido por el coronavirus.

Los capellanes relataron la actividad que llevan a cabo en la actualidad que está modificada por las normas de lucha contra el COVID-19 en la que están interviniendo sus unidades de destino. El personal militar y de los Cuerpos de Seguridad está asumiendo diversas misiones que van desde la desinfección hasta el suministro de alimentos a monasterios enclavados en parajes inhóspitos.

Las unidades de enseñanza se encuentran con el alumnado en sus domicilios y atendidos por sus capellanes a través de medios telemáticos. Sin embargo, los equipos de actuación contra la pandemia continúan con su labor incesante con el acompañamiento de los presbíteros del Arzobispado, en la medida de sus posibilidades.

El Hospital militar de Zaragoza es otro de los centros donde los capellanes castrenses están teniendo una intensa actividad de acompañamiento, consuelo y oración a los pacientes que, por culpa del coronavirus, se ven sin el cariño y cercanía de sus familiares.

El repaso individualizado de las actividades de los capellanes finalizó con unas palabras de aliento de D. Juan y una invitación a meditar sobre algunas propuestas de ayuda ante el previsible incremento necesidades en el orden social y caritativo.

 

 

Arzobispado Castrense