El Arzobispo Castrense establece comunicación con los capellanes de la circunscripción eclesiástica número 1

(Arzobispado Castrense)

D. Juan del Río mantuvo en la mañana de ayer una reunión telemática con los capellanes que prestan sus servicios en la Circunscripción Eclesiástica número 1, que incluye las provincias de Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Madrid y Toledo.

Tras la oración, Monseñor Juan del Río saludó a los intervinientes e inició el turno de palabra por el capellán mayor de la circunscripción, D. Francisco Javier de la Vega, para a continuación establecer contacto con los capellanes destinados en las diversas unidades dedicadas a la desinfección, patrullaje (a pie o a caballo), apoyo logístico (terrestre y aéreo) y la ayuda a organizaciones caritativas como Cáritas o Bancos de Alimentos.

Durante las conversaciones fueron recordados los fallecidos por el coronavirus, destinados en las unidades, los familiares, el personal en la reserva y los colaboradores de Cáritas Castrense que no han conseguido superar los daños producidos por el COVID-19.

Las parroquias mantienen sus actividades de forma telemática y cumpliendo las normas establecidas reforzando el apoyo y atención a las personas mayores o con problemas de movilidad. Para facilitar estas actividades se han creado grupos de comunicación a través de las redes sociales en los bloques de viviendas para identificar las necesidades y solventarlas. Los capellanes también están ofreciendo su auxilio espiritual en otros centros parroquiales, ajenos a la jurisdicción del Arzobispado Castrense, donde los párrocos así lo solicitan.

Además, mantienen su labor de apoyo en el Hospital “Gómez Ulla” que tiene una actividad asistencial contra el COVID-19 intensa, si bien el número de altas ha aumentado en las últimas fechas el número de afectados es alto.

Al final de la videoconferencia Monseñor Juan del Río tuvo un recuerdo para con los fallecidos y encargo a los capellanes que se cuidaran.

 

 

Arzobispado Castrense