El Fondo Diocesano de Comunión Fraterna recibe 155.000 euros en poco más de una semana

Reparto de alimentos a familias desfavorecidas por voluntarios de la Cáritas parroquial de Santa María de Mérida.

El Fondo Diocesano de Comunión Fraterna, creado por el Arzobispo de Mérida-Badajoz y gestionado por Cáritas Diocesana, ha alcanzado en los primeros diez días de existencia la cantidad de 355.000 euros.

El Fondo estaba dotado inicialmente con 200.000 euros aportados a partes iguales por el Arzobispado y Cáritas, cantidad que crece a buen ritmo gracias a las aportaciones que llegan desde toda la diócesis: parroquias, comunidades religiosas, particulares, empresas o distintas asociaciones eclesiales, como hermandades y cofradías.

Este fondo se destinará al conjunto de acciones que Cáritas lleva a cabo para ayudar a paliar las consecuencias económicas presentes por la pandemia y la difícil situación que, se prevé, va a venir cuando pase la emergencia sanitaria. Es un instrumento para canalizar el compromiso, las iniciativas y la solidaridad de nuestra comunidad cristiana y de la sociedad en general, a través del apoyo económico.

La cuenta del Fondo se encuentra en Ibercaja: ES12 2085 4501 1403 3032 9827

Aumentan las demandas de atención

En este mes del COVID-19, Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz ha comenzado a atender a 1.000 personas nuevas en la diócesis. Actualmente, está atendiendo a 9.000 personas en todo el territorio diocesano.

 

 

Archidiócesis de Mérida-Badajoz