México y Perú: la Iglesia organiza donación de alimentos a los más afectados

archivo (AFP or licensors)

La Conferencia Episcopal Peruana, a través de Cáritas del Perú, el Ministerio de Defensa, y América Televisión lanzaron la campaña de donación «Ayúdanos a Ayudar», con el objetivo de recaudar fondos para adquirir productos de primera necesidad que posteriormente serán entregados a las familias en situación de pobreza y extrema pobreza para que puedan sostenerse durante el periodo de aislamiento social obligatorio dictaminado por el Gobierno peruano frente a la pandemia del Coronavirus Covid-19.

Según un comunicado del episcopado, esta alianza estratégica permitirá que más de 30.000 familias vulnerables de todo el Perú reciban kits con alimentos, artículos de aseo personal y de limpieza. La campaña será por 20 días y podría ampliarse según las necesidades del caso. La ceremonia de lanzamiento de la campaña se realizó el 14 de abril en el Seminario Mayor de «San Martín de Porres», ubicado en la Diócesis de Chosica, con la presencia del Secretario General del Episcopado Peruano y Obispo de Chosica, Monseñor Norberto Strotmann, del Ministro de Defensa, Walter Martos, y del Gerente de Recursos Humanos de América Televisión, Jaime Bedoya.

Según la nota, para poder entregar estas donaciones a las familias más necesitadas, el Ministerio de Defensa ha puesto a disposición a las Fuerzas Armadas, quienes apoyarán a la Red de Cáritas Diocesanas a nivel nacional en la distribución de las canastas y para que el reparto se realice con orden y seguridad.

Cadena solidaria en México

También la Conferencia Episcopal mexicana ha organizado una cadena solidaria de alimentos y medicinas para ayudar a familias que por efectos de la pandemia sanitaria ya se han manifestado en el desempleo, en la escasez de alimentos y de medicamentos. En un mensaje firmado por el presidente del Episcopado, Cardenal Rogelio Cabrera, el secretario Mons. Alfonso Miranda y el presidente de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social, Caritas, Mons. Gustavo Rodríguez.

El domingo 12 de abril del 2020 a las 12 del mediodía la Iglesia en América Latina se consagró e imploró la protección maternal de Nuestra Señora de Guadalupe, y en ese momento se detonó en México una campaña nacional para “Donación de Despensas y medicinas” con el fin de conseguir “Familias sin Hambre”.  Según un comunicado del Episcopado, Cáritas Mexicana ha sido delegada para el contacto, preparación, articulación y vinculación general para que la campaña se realice. Recibirá las solicitudes de auxilio y necesidad que hagan las personas desde cualquier parte del país, a través de un teléfono nacional y de plataformas digitales.

Cáritas Mexicana apoyará las solicitudes que correspondan a las diferentes Entidades Federativas, a través de la estructura de las Cáritas diocesanas, de las Vicarías de Pastoral, o de alguna otra oficina y persona delegada por los Obispos en las Diócesis. Este mecanismo está diseñado para recibir la generosidad de quienes, en la compasión, puedan compartir de sus bienes haciendo la aportación de recursos; así como para que los más necesitados reciban ayuda en la situación de emergencia en la que se encuentran.

“Esta nueva época exige acompañar a cada persona, para encarnar la experiencia de la misericordia, de la comunión y de la solidaridad”(Cfr. PGP 24). Cada uno eleve a Dios sus fervorosas oraciones y solicitamos que el pueblo Católico ruegue a Santa María de Guadalupe, nuestra protectora ante esta pandemia, que los frutos de Dios en la Pascua se hagan presentes en esta “casita sagrada” y cenáculo de nuestra Iglesia Mexicana, termina la nota.

Junto con la Iglesia y cáritas participaron diversos organismos privados mexicanos como la Camara Nacional de Empresas de Consultoría (CNEC), Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi), Comité Nacional de Productividad e Innovación (COMPITE), entre otros.

 

 

Ciudad del Vaticano