El Arzobispo de Mérida-Badajoz crea un fondo diocesano para ayudar a paliar las consecuencias económicas de la pandemia

En pleno impacto sanitario y social de la pandemia del COVID-19, que está causando una grave precariedad social y un intenso sufrimiento en muchas familias, el Arzobispo de nuestra Archidiócesis, con motivo de la celebración del día del Amor Fraterno, el Jueves Santo, ha querido poner en marcha un fondo diocesano que, gestionado por Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz, exprese su solidaridad con todos aquellos que atraviesan unas circunstancias difíciles, para ayudar a paliar las consecuencias económicas presentes de la pandemia y de todas aquellas situaciones futuras que agudicen las situaciones de las familias y personas más vulnerables de todas nuestras comunidades parroquiales.

Este fondo está enmarcado dentro de un conjunto de acciones que Cáritas está definiendo para hacer frente a la difícil situación que se prevé va a venir cuando pase la emergencia sanitaria. Tiene como objetivo canalizar el compromiso, las iniciativas y la solidaridad de nuestra comunidad cristiana y de la sociedad en general, a través del apoyo económico.

Para este Fondo, tanto el Arzobispado como Cáritas Diocesana han hecho una aportación inicial de 100.000€ cada uno, como expresión del testimonio del Amor de Dios a los más vulnerables en esta pandemia.

A este fondo se destinarán los donativos de comunidades parroquiales, Hermandades y Cofradías, Comunidades Religiosas, instituciones y personas, que deseen colaborar con el mismo, y también aquellas aportaciones que ya se han recibido en Cáritas Diocesana.

Los obispos de la Comisión de Pastoral Social y Cáritas Española nos proponen hacer un gesto el día de Jueves Santo. Se trata de encender una vela en el momento de compartir la cena, acompañado de una oración- bendición. Éste podría ser también el momento en que cada familia deposite en un sobre su donativo o la cantidad que desea traspasar por el Banco a la cuenta de Cáritas Diocesana, que luego os indicamos. Con este gesto queremos unirnos a Jesús en su Última Cena y a todos por los que Él se entrega.

Nos gustaría que este fondo fuera un signo de esperanza y de comunicación cristiana de bienes para todas aquellas personas más golpeadas por esta emergencia, por lo que os INVITAMOS a contribuir poniendo a vuestra disposición un número de cuenta en la que podáis hacer efectiva vuestra colaboración.

CUENTA FONDO DE SOLIDARIDAD

IBERCAJA ES12 2085 4501 1403 3032 9827

Oración-Bendición

Gracias Señor, porque nos amaste hasta el final, hasta el extremo que se puede amar: dar la vida por otro.

Gracias Señor, porque en la última cena partiste tu pan y vino, para saciar nuestra hambre y nuestra sed…

Gracias Señor, porque en la Eucaristía nos haces UNO contigo, nos unes a tu vida, en la medida en que estamos dispuestos a entregar la nuestra…

Gracias Señor, porque en el pan y el vino nos entregas tu vida y nos llenas de tu presencia.

Gracias Señor, porque quisiste celebrar tu entrega, en torno a una mesa con tus amigos, para que fuesen una comunidad de amor. Bendice nuestra cena, Señor; bendice a nuestros hermanos más frágiles y enfermos con quienes hoy nos sentimos especialmente unidos; que la fraternidad alumbre para ellos la esperanza. AMEN

 

 

Archidiócesis de Mérida-Badajoz