La Santa Sede está de luto por Italia y el mundo

La bandera del Vaticano a media asta.

Un mediodía de luto y el tricolor se apaga. Los municipios italianos han decidido conmemorar a las víctimas del coronavirus el 31 de marzo y «honrar el sacrificio y el compromiso de los trabajadores sanitarios» bajando la bandera a media asta. Un gesto que es apoyado por la Santa Sede, dispuesta a hacer lo mismo con su bandera para expresar «la cercanía a las víctimas de la pandemia en Italia y en el mundo, a sus familias y a los que luchan generosamente para ponerle fin», tal como anunció esta mañana la Oficina de Prensa del Vaticano.

La iniciativa fue lanzada hoy por Anci, la Asociación que reúne a los municipios italianos, «para abrazarnos idealmente a todos», un signo «de apoyo mutuo, como sabemos hacer los alcaldes», dijo Antonio Decaro, alcalde de Bari y presidente de Anci. La «chispa inicial» de esta idea fue encendida por el presidente de la provincia de Bérgamo, Gianfranco Gafforelli, para los alcaldes de su territorio, con Decaro que luego decidió extenderla a todo el país.

 

 

Ciudad del Vaticano