Dispuestos a dar lo mejor de cada uno

Ante la gravedad de la pandemia del coronavirus, todavía hay quien se pregunta sobre la repercusión que un pequeño gesto puede tener ante un problema de dimensiones tan grandes, como si la pequeñez de la buena voluntad tuviera muy poco que ver respecto a un enemigo que, además de invisible, ha sembrado el desconcierto, la desolación y la muerte. La duda existe, pero estamos nosotros para sembrar la confianza y la solidaridad. Estamos para juntar fuerzas y buena voluntad, para tomar decisiones valientes aunque tengan una vertiente de riesgo, estamos para responder con más humanidad a un problema que es global, dispuestos a dar lo mejor de cada uno. El océano se hace de pequeñas gotas y todas son necesarias.

Desde que se nos dijo “Quédate en casa», los esquemas cotidianos cambiaron de dirección. El eslogan pedía nuestra inmediata colaboración para solucionar un problema colectivo. Evitar el contagio era el primer gesto, una actitud preventiva que resulta necesaria sin claudicación. La respuesta corresponde a la magnitud del reto, cuando esta especie de desierto impuesto que nos toca vivir se ha convertido en un sinfín de muestras de generosidad y de servicio hacia los demás, sobre todo los más débiles. Es el desierto cuaresmal que este año estamos viviendo y que —como vemos— nos ayuda a entrar más en el propio interior y empezar a ver todo con otros ojos: la vida familiar, la relación virtual con las amistades, la percepción de los acontecimientos, el uso el tiempo, las dimensiones que adopta el instinto creativo y las propias habilidades, el retorno a la lectura, al silencio, también la intensificación de la oración y los valores comunitarios.

Muchos ya lo están diciendo: Todo esto nos está ayudando a rehacer actitudes que ayuden a una nueva forma de pensar, de mirar, de observar, de reaccionar, de actuar, un gesto de conversión. Una mirada nueva, sin duda, que se fija más en lo esencial y olvida todo lo que nos hace perder el tiempo, como el peso de una vida estresada o el poco valor que damos a la salud y los valores del espíritu. Para nosotros, la mirada tiene que ver con la adhesión al Jesús del Evangelio, donde podemos encontrar la respuesta global a los desafíos que nos afectan a todos y piden una respuesta generosa. Los cristianos, como tantas personas de buena voluntad con los que compartimos unos mismos anhelos, no podemos bajar la guardia para responder con valentía a todo lo que se nos presenta. Jesús dijo «¡Velad!»; «¡Si tenéis la mano en el arado, no miréis atrás!»; «¡Id, yo estoy con vosotros todos los días!». Para seguir haciendo frente a este reto global, tenemos quien nos acompaña y, llamándonos a responder confiados, nos dice «no temáis». ¡Hagámosle caso!

 

 

Mons. Sebastià Taltavull

Obispo de Mallorca

Mons. Sebastià Taltavull Anglada
Acerca de Mons. Sebastià Taltavull Anglada 94 Articles
Mons. D. Sebastià Taltavull nace en Ciutadella de Menorca (Baleares), el 28 de enero de 1948. Después de los primeros estudios en la Compañía de Maria y en el Colegio salesiano, el año 1959 ingresa en el Seminario diocesano de Menorca y cursa los estudios de Humanidades, Filosofía y Teología. El 23 de septiembre de 1972 recibe la ordenación sacerdotal en la Catedral de Menorca, después de cursar estudios en la Facultad de Teología de Cataluña y obtener la Licenciatura en Teología dogmática. CARGOS PASTORALES El mismo día de la ordenación sacerdotal es nombrado Director de la Casa diocesana de Espiritualidad de Monte-Toro (1972-1984) y Delegado diocesano de Juventud (1972-1989). Dos años después, Rector del Santuario Diocesano de la Virgen de Monte-Toro, Patrona de Menorca (1975-1984). Es elegido Secretario del primer Consejo Diocesano de Pastoral (1973-1977) y Secretario del Consejo del Presbiterio y Colegio de Consultores (1983-1989). Fue Consiliario del Movimiento de Jóvenes Cristianos, de grupos de Revisión de Vida del MUEC y de Escultismo entre 1977 y 1989. Recibe el encargo de Formador (1977-1984) y Profesor de Teología dogmática (1977-1994) del Seminario y del Instituto Diocesano de Teología. Fue Rector del Seminario Diocesano de 1995 a 2002. El año 1984 es nombrado Párroco de San Rafael de Ciutadella, cargo que ejerce hasta 1992, año en que es nombrado Consiliario del Centro Catequístico de San Miguel (1992-2005). El 23 de septiembre de 1989 es nombrado Vicario General de la Diócesis de Menorca y Moderador de la Curia, cargos que ejerce hasta el año 2002, año en que es nombrado Párroco de Ntra. Sra. del Rosario de la Catedral y de San Francisco de Asís de Ciutadella y elegido Deán-Presidente del Cabildo y Penitenciario de la Catedral (2002-2005). Le es asignada la tarea de Moderador de la Asamblea Diocesana de Menorca celebrada entre los años 1996-1998. Además de trabajar en el Secretariado Diocesano de Catequesis en los Departamentos de Catequesis de adolescentes y jóvenes (1973-1995) es nombrado Delegado Diocesano de Catequesis (1989-1995) y forma parte del Secretariado Interdiocesano de Catequesis de Cataluña y Baleares (SIC), dedicándose especialmente a la catequesis de adolescentes, jóvenes y catequesis familiar. Como Consiliario ha trabajado en los Equipos de Matrimonios de Nuestra Señora (1988-2005) y se ha dedicado a la preparación y formación de catequistas (1973-1998) y de los matrimonios-catequistas de grupos de Catequesis familiar (1998-2005). Para los años 2002-2005 fue nombrado Delegado Diocesano de Medios de Comunicación Social y para las Relaciones Institucionales. Fue nombrado Obispo Auxiliar de Barcelona por Benedicto XVI el 28 de enero de 2009 y recibió la Ordenación episcopal el 21 de marzo de 2009. Es administrador apostólico de Mallorca desde el 8 de septiembre de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y Pastoral Social. Anteriormente, fue miembro del Consejo Asesor de la Subcomisión de Catequesis y desde junio de 2005 Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Conferencia Episcopal Española hasta su nombramiento como Obispo. Desde 2009 hasta 2011 fue miembro de dicha comisión. En 2011, fue elegido Presidente de dicha Comisión.