El Papa: “Que el Covid-19 no nos haga olvidar a los sirios que huyen de la guerra”

“En este momento, me gustaría dirigirme a todos los enfermos que tienen el virus y que sufren la enfermedad, y a los muchos que sufren la incertidumbre sobre sus enfermedades”, lo dijo el Papa Francisco en la Audiencia General de este miércoles, 11 de marzo – transmitida desde la Biblioteca Apostólica – en sus saludos a los peregrinos de lengua italiana. “Agradezco de corazón al personal hospitalario, a los médicos, las enfermeras y los enfermeros, a los voluntarios que en este momento tan difícil – precisó el Pontífice – están al lado de las personas que están sufriendo”. Asimismo, el Santo Padre agradeció “a todos los cristianos, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que rezan por este momento, todos unidos, cualquiera que sea la tradición religiosa a la que pertenezcan”.

No olvidemos a los hermanos sirios

Además, el Obispo de Roma agradeció de corazón por el esfuerzo que toda la población está haciendo para afrontar esta enfermedad y sobre todo, para evitar su propagación, pero también dijo que esta situación de crisis no debe hacer que nos olvidemos de nuestros hermanos que huyen de la guerra en Siria. “Pero no quisiera que este dolor, esta epidemia tan fuerte – precisó el Pontífice – nos haga olvidar a los pobres sirios, que están sufriendo en la frontera entre Grecia y Turquía: un pueblo que ha sufrido durante años. Deben huir de la guerra, del hambre, de las enfermedades. No olvidemos a los hermanos y hermanas, tantos niños, que están sufriendo allí”.

Gracias por la profundidad de sus meditaciones

Finalmente, en sus saludos a los hermanos y hermanas de lengua italiana, el Papa Francisco animó a todos a que afronten cada situación, incluso la más difícil, con fortaleza, responsabilidad y esperanza. Además agradeció a la comunidad parroquial de la cárcel de Padua, a quienes encomendó la composición de las meditaciones para el Vía Crucis en el Coliseo el próximo Viernes Santo. “También quisiera agradecer a la parroquia de la cárcel ‘Due Palazzi’ de Padua: muchas gracias. Ayer recibí el borrador del Vía Crucis, que han hecho para el próximo Viernes Santo. Gracias por haber trabajado todos juntos, toda la comunidad carcelaria. Gracias por la profundidad de sus meditaciones”.

 

 

Ciudad del Vaticano