Coronavirus. El Papa encomienda Italia y el mundo a la Madre de Dios

“En estos días de emergencia sanitaria, el Santo Padre confía la Ciudad, Italia y el mundo a la protección de la Madre de Dios como signo de salvación y esperanza”, es la intención de oración del Papa Francisco con ocasión de la Santa Misa, celebrada en ausencia de fieles, y promovida por el Cardenal Vicario Angelo De Donatis en el Santuario de Nuestra Señora del Divino Amor de Roma, para la Jornada de Oración y Ayuno.

La oración a la Virgen, signo de salvación y esperanza

“El Papa Francisco envía un vídeo mensaje en el cual dirige su oración a la Virgen María”, así lo dijo el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, anunciando la participación espiritual del Pontífice en la oración a la Virgen María, a los pies de la cual en 1944, el Papa Pío XII y los romanos imploraron la salvación de la ciudad durante el retiro de la tropas nacistas. Después de 75 años y ante otra emergencia, invisible e igualmente peligrosa, el Papa se dirige a la Madre de Dios compartiendo los sentimientos del Cardenal Vicario de Roma.

Visitar a los enfermos según las medidas sanitarias establecidas

Asimismo, Matteo Bruni respondiendo a las preguntas de los periodistas sobre la oración que el Santo Padre realizó al comenzar la Misa matutina en la Casa Santa Marta, en la que el Pontífice “dirigió una oración al Señor por los sacerdotes, para que tengan el coraje de salir y acudir a los enfermos, llevando la fuerza de la Palabra de Dios y la Eucaristía”, el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, precisó que, “claramente – esto se realizará, ndr – en cumplimiento de las medidas sanitarias establecidas por las Autoridades italianas”.

 

 

Ciudad del Vaticano