La Visita Pastoral, una ocasión más de renovación personal y eclesial

Contando los trece meses que serví a esta diócesis de Mallorca como administrador apostólico y añadiendo los dos años y cuatro meses como obispo diocesano, este ha sido un tiempo que siempre agradeceré al Señor y a todos vosotros, los diocesanos, por todo lo que hemos ido haciendo juntos como Iglesia y pensando en el bien que desde ella hemos intentado hacer en nuestra sociedad mallorquina. La Iglesia no existe para sí misma, sino para el mundo y, si nos entusiasma la persona de Jesús y el Evangelio, es porque queremos dar a conocer y comunicar todo lo que él dijo e hizo.

A pesar de que nos queda mucho camino por hacer, durante este periodo nos hemos conocido y he hecho todo lo posible para acceder a todas las peticiones de presencia en las respectivas parroquias, comunidades, grupos y entidades tanto religiosas como del mundo secular, como también ha sido así la diversidad de contactos que han supuesto ocasión de celebración, de oración, de compartir inquietudes, comidas, vida de familia y entidades ciudadanas. Siempre he creído en la pastoral de proximidad y tocar la realidad con los pies en el suelo, conocer cómo se vive y qué pasa en cada lugar.

Por todos estos motivos y muchos más, he escrito la Carta pastoral Bautizados, confirmados y enviados para compartir una misma reflexión que nos lleve a analizar el momento presente que estamos viviendo y animarnos por encima de toda dificultad y desánimo. El contenido de la Carta pastoral, y añadiendo sus aportaciones más la vida real de cada parroquia, arciprestazgo, unidad pastoral, centros educativos, familias e instituciones ciudadanas, así como todo lo que me envíen personalmente, todo ello acompañará a lo que llamamos la «Visita pastoral» que el obispo hace de forma directa a cada uno de estos lugares.

La «Visita pastoral» quiere ser una oportunidad para que el obispo, como Pastor de la Iglesia de Mallorca, pueda conocer la realidad más de cerca, estando al lado de los curas y diáconos en su trabajo diario y compartiéndolo, junto a las comunidades de vida consagrada, tanto monástica como de vida activa, junto a todo lo que existe en cada parroquia y a las personas que trabajan, especialmente acercándose a los más débiles, a los enfermos y toda persona de buena voluntad… Debemos hacer que esta relación humana se convierta en expresión de la vida de fraternidad que debe caracterizar siempre la Iglesia.

En lo posible, quiero que la visita también se convierta en estancia que haga posible la convivencia directa en cada lugar. Al mismo tiempo, la «Visita Pastoral» es una ocasión de renovación interna de las comunidades, tanto en los aspectos institucionales como personales, ocasión de reanudación de nuevas realidades que hoy debemos introducir para hacer de nuestra Iglesia una Iglesia en salida, que sea valiente y no tenga miedo, que puedan decir de ella por quienes la formamos «mirad cómo se aman», que tenga las preferencias de Jesús y responda a la realidad del mundo de hoy que espera respuesta a tantas preguntas que todo el mundo se hace. Estamos en un momento fascinante para que el Evangelio arraigue bien en nuestra tierra y produzca los frutos que Dios espera de nuestra siembra.

+ Sebastià Taltavull

Obispo de Mallorca

Mons. Sebastià Taltavull Anglada
Acerca de Mons. Sebastià Taltavull Anglada 134 Articles
Mons. D. Sebastià Taltavull nace en Ciutadella de Menorca (Baleares), el 28 de enero de 1948. Después de los primeros estudios en la Compañía de Maria y en el Colegio salesiano, el año 1959 ingresa en el Seminario diocesano de Menorca y cursa los estudios de Humanidades, Filosofía y Teología. El 23 de septiembre de 1972 recibe la ordenación sacerdotal en la Catedral de Menorca, después de cursar estudios en la Facultad de Teología de Cataluña y obtener la Licenciatura en Teología dogmática. CARGOS PASTORALES El mismo día de la ordenación sacerdotal es nombrado Director de la Casa diocesana de Espiritualidad de Monte-Toro (1972-1984) y Delegado diocesano de Juventud (1972-1989). Dos años después, Rector del Santuario Diocesano de la Virgen de Monte-Toro, Patrona de Menorca (1975-1984). Es elegido Secretario del primer Consejo Diocesano de Pastoral (1973-1977) y Secretario del Consejo del Presbiterio y Colegio de Consultores (1983-1989). Fue Consiliario del Movimiento de Jóvenes Cristianos, de grupos de Revisión de Vida del MUEC y de Escultismo entre 1977 y 1989. Recibe el encargo de Formador (1977-1984) y Profesor de Teología dogmática (1977-1994) del Seminario y del Instituto Diocesano de Teología. Fue Rector del Seminario Diocesano de 1995 a 2002. El año 1984 es nombrado Párroco de San Rafael de Ciutadella, cargo que ejerce hasta 1992, año en que es nombrado Consiliario del Centro Catequístico de San Miguel (1992-2005). El 23 de septiembre de 1989 es nombrado Vicario General de la Diócesis de Menorca y Moderador de la Curia, cargos que ejerce hasta el año 2002, año en que es nombrado Párroco de Ntra. Sra. del Rosario de la Catedral y de San Francisco de Asís de Ciutadella y elegido Deán-Presidente del Cabildo y Penitenciario de la Catedral (2002-2005). Le es asignada la tarea de Moderador de la Asamblea Diocesana de Menorca celebrada entre los años 1996-1998. Además de trabajar en el Secretariado Diocesano de Catequesis en los Departamentos de Catequesis de adolescentes y jóvenes (1973-1995) es nombrado Delegado Diocesano de Catequesis (1989-1995) y forma parte del Secretariado Interdiocesano de Catequesis de Cataluña y Baleares (SIC), dedicándose especialmente a la catequesis de adolescentes, jóvenes y catequesis familiar. Como Consiliario ha trabajado en los Equipos de Matrimonios de Nuestra Señora (1988-2005) y se ha dedicado a la preparación y formación de catequistas (1973-1998) y de los matrimonios-catequistas de grupos de Catequesis familiar (1998-2005). Para los años 2002-2005 fue nombrado Delegado Diocesano de Medios de Comunicación Social y para las Relaciones Institucionales. Fue nombrado Obispo Auxiliar de Barcelona por Benedicto XVI el 28 de enero de 2009 y recibió la Ordenación episcopal el 21 de marzo de 2009. Es administrador apostólico de Mallorca desde el 8 de septiembre de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y Pastoral Social. Anteriormente, fue miembro del Consejo Asesor de la Subcomisión de Catequesis y desde junio de 2005 Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Conferencia Episcopal Española hasta su nombramiento como Obispo. Desde 2009 hasta 2011 fue miembro de dicha comisión. En 2011, fue elegido Presidente de dicha Comisión.