Dejaos reconciliar con Dios (cfr. 2Co 5,20)

Otoitza, ezinbestekoa Garizuman

El mes de marzo coincide este año de modo pleno con el tiempo de Cuaresma. El tema elegido por el Papa es una frase de San Pablo: «En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios» (2 Co 5,20). En su mensaje nos recuerda que “es saludable contemplar más a fondo el Misterio pascual, por el que hemos recibido la misericordia de Dios. La experiencia de la misericordia, efectivamente, es posible sólo en un «cara a cara» con el Señor crucificado y resucitado «que me amó y se entregó por mí» (Ga 2,20). Un diálogo de corazón a corazón, de amigo a amigo. Por eso la oración es tan importante en el tiempo cuaresmal. Más que un deber, nos muestra la necesidad de corresponder al amor de Dios, que siempre nos precede y nos sostiene.”

Diakono barri bat Bizkaiko Eleizan

Pasado el ecuador del mes celebraremos la solemnidad de San José. Ese día tendré la dicha de ordenar diácono permanente a Roberto Casas en la parroquia de San Vicente de Barakaldo. El ministerio del diaconado tiene su razón de ser en la participación de Jesucristo servidor: «No he venido a ser servido, sino a servir y a dar mi vida en rescate por muchos” (Mc 10, 45). El ministerio del diácono se caracteriza por el ejercicio de los servicios propios del ministerio ordenado ―la palabra, la liturgia y la caridad. En el ministerio de la palabra el diácono participa como evangelizador y maestro en la misión de la Iglesia. En la liturgia, el diácono es una señal visible de la intrínseca relación que existe entre compartir la mesa eucarística del Señor y satisfacer hambres tan agudamente sentidas por los hijos e hijas de Dios. El ministerio de la caridad y la justicia es el servicio de la Iglesia expresado sacramentalmente en el ministerio diaconal.

Misinoen Jardunaldia hilabete honetan

Así mismo, ese día de San José celebramos la Jornada de las Misiones diocesanas este año bajo el lema: La misión es vida, “venid en pos de mi” (Mc 1,17). Jesús es camino, verdad y vida para todas las personas, pueblos y gentes. La misión constituye el envío para el encuentro de todos con Jesús, fuente de vida. Recordamos a tantas personas de nuestra diócesis, implicadas en la tarea misionera en diversas latitudes. Oramos por ellas, estrechamos nuestros lazos de unión con aquellas Iglesias hermanas y nos comprometemos en la colaboración concreta de cada uno con la tarea misionera y a fomentar vocaciones para la misión.

Autortza emakumeei eta Elizbarrutiko Ikastetxeen Eguna

Por segundo año consecutivo celebraremos el día de la mujer donde queremos expresar el agradecimiento y reconocimiento a tantas mujeres enroladas en las más diversas tareas pastorales. Y también conmemoraremos por segunda vez el Día de los centros diocesanos – Elizbarrutietako Ikastetxeak, en Sodupe donde nuestro centro de Avellaneda celebra sus bodas de oro. Será una oportunidad para impulsar una red de centros similares de otras diócesis, que vendrán a conocer nuestra realidad y agradecer a tantas familias la confianza que han depositado en los dieciséis centros que componen la red diocesana.

`Itxaropen ereile´ izan gaixotasunen aurrean

Y en la solemnidad de la Anunciación a María y la Encarnación del Hijo de Dios, celebraremos la Jornada por la vida, que este año está dedicada al cuidado de los enfermos terminales y tiene como lema “Servidores de esperanza”, el mismo título del documento que presenté en la Conferencia Episcopal en el mes de diciembre sobre esta realidad. La persona que sufre posee plenamente su dignidad, y la vida tiene sentido hasta el final. Los enfermos muestran al mundo que teniendo un porqué somos capaces de superar cualquier desafío, y que el amor es más fuerte que nuestros sufrimientos y nuestras miserias.  Tenemos que aprender de ellos. Tenemos que ser capaces de decir a cada enfermo que es una persona valiosa y que su vida importa, y que haremos todo lo que sea necesario para que viva los últimos momentos de su vida, cuando se encuentre ante esta situación, con los cuidados precisos, en compañía y con paz.

Meza Liburuaren bertsino barritua aurkeztuko da

Y, por último, os invito a la presentación del Misal en euskera que tendrá lugar el día 26. Me gustaría agradecer de corazón el inmenso trabajo que ha realizado el equipo para la traducción de los libros litúrgicos. Es una labor impagable que nos ayudará a participar con profundidad, alegría y esperanza del Misterio Pascual que celebramos en la Eucaristía. Que María nos acompañe a vivir este tiempo bautismal de la Cuaresma, camino hacia la Pascua, con deseo y en espíritu de conversión. Con gran afecto.

+ Mario Iceta Gabicagogeascoa

Obispo de Bilbao

Mons. Mario Iceta Gabicagogeascoa
Acerca de Mons. Mario Iceta Gabicagogeascoa 68 Articles
Es Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra (1995), con una tesis doctoral sobre Bioética y Ética Médica. Es Doctor en Teología por el Instituto Juan Pablo II para el estudio sobre el Matrimonio y Familia de Roma (2002) con una tesis sobre Moral fundamental. Es Master en Economía por la Fundación Universidad Empresa de Madrid y la Universidad Nacional de Educación a Distancia de Madrid (2004) y miembro correspondiente de la Real Academia de Córdoba en su sección de Ciencias morales, políticas y sociales desde 2004. Así mismo es miembro de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao desde junio de 2008. Fundador de la Sociedad Andaluza de Investigación Bioética (Córdoba, 1993) y de la revista especializada Bioética y Ciencias de la Salud (1993). Ha participado como ponente en diferentes cursos y conferencias de Bioética tanto en España como en el extranjero y posee numerosos artículos en revistas especializadas en Bioética y Teología Moral, así como colaboraciones en diversas publicaciones y diccionarios. Entre sus publicaciones destacan: Futilidad y toma de decisiones en Medicina Paliativa (1997), La moral cristiana habita en la Iglesia (2004), Nos casamos, curso de preparación al Matrimonio (obra en colaboración, 2005). En el campo de la docencia ha ejercido como profesor de Religión en Educación Secundaria (1994-1997); Profesor de Teología de los Sacramentos, Liturgia y Canto Litúrgico en el Seminario Diocesano de Córdoba (1994-1997); Profesor de Moral fundamental y de Moral de la Persona y Bioética en el mismo Seminario, así como en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas de la Diócesis (2002-2008). Profesor asociado de Teología Moral fundamental y Bioética en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra desde 2004 hasta la actualidad. Por último, también pertenece a la Subcomisión de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal Española.