Portugal: Cáritas lamenta la escasez de viviendas para los sectores más pobres

En un estudio presentado hoy en Lisboa, Cáritas Portugal hace una mención particular a las viviendas que, no sólo en la capital y en Oporto, han alcanzado precios exorbitantes, tanto en el sector de los alquileres como en el de las ventas: «El problema de la vivienda es muy grave», afirma Filipa Abecasis, editora de la publicación que forma parte del proyecto europeo «Cáritas CARES».

Una de cada cinco personas puede permitirse un techo

El estudio se llevó a cabo en 16 países de la Unión Europea, incluido Portugal. La panorámica trazada por Cáritas no proporciona ningún consuelo, por lo que el documento contiene algunas sugerencias para las autoridades locales. Empezando por «salarios decentes, nuevos trabajos y garantías para los desempleados». También se propone «invertir en viviendas populares con la posibilidad de acceso a la compra o al alquiler incluso para los más pobres». Además, el estudio revela que sólo una de cada cinco personas puede permitirse un techo. Hace dos años, Cáritas publicó «La vivienda hoy en Portugal», un estudio análogo que ya advertía de las posibles consecuencias de la recesión y del fuerte aumento de la demanda turística, especialmente en los centros históricos de Lisboa y Oporto.

Sólo una firme voluntad política puede resolver el problema

Entre las soluciones propuestas por Cáritas, estaba la de contener la emergencia de la vivienda mediante «dormitorios comunales» y el lanzamiento de una ley marco sobre la vivienda. «Es evidente que sólo una firme voluntad política puede resolver el problema», lo dijo Eugenio Fonseca, Presidente de Cáritas Portugal. «Es esencial que la persona – añadió – esté siempre en el centro de las decisiones». El informe presentado hoy anticipa la Semana Nacional de Cáritas, que tendrá lugar del 8 al 15 de marzo. El 10 de marzo se presentará el Primer Cuaderno de Intervención Sociopolítica, con la reflexión de la Unidad de Observación Social de Cáritas. «Ningún gobierno ha querido dialogar con nosotros – precisa Fonseca – sobre las propuestas que hemos presentado».

 

 

Ciudad del Vaticano