Plato de arroz. Iniciativa cuaresmal para combatir el hambre en el mundo

“Plato de arroz”: este es el título de la campaña de Cuaresma promovida por Catholic Relief Services (CRS) de los Obispos de los Estados Unidos, agencia oficial de ayuda y desarrollo de la Conferencia Episcopal del país. La iniciativa, dice el sitio web de la CRS, tiene por objeto invitar a las personas a “reflexionar sobre el desafío del hambre en el mundo y la responsabilidad de cada individuo de responder a las necesidades de la familia humana mundial”.  Quienes se unen a la campaña reciben una sencilla caja de cartón de la CRS que se utilizará para recoger las limosnas de Cuaresma, junto con un calendario de Cuaresma que guía a las familias durante los 40 días de preparación para la Pascua con actividades, reflexiones e historias.

Compartir con los más necesitados

Siguiendo el ejemplo de Jesús, uno debe “comprometerse a compartir lo que tiene con los más necesitados, confiando en Dios”. Durante la Cuaresma, “la oración, el ayuno y la limosna serán una forma de asegurar que todos nuestros hermanos y hermanas tengan lo que necesitan para realizar el potencial que Dios les ha dado”. Además, el organismo invita a todos “a reunirse en familia para reflexionar sobre el drama del hambre y la malnutrición en el mundo”, mostrando su solidaridad con los que la padecen, “como nos invita el Evangelio”.

Historias de esperanza

Concretamente, la organización caritativa hace algunas sugerencias: seguir el calendario de la Cuaresma para rezar, ayunar y dar limosna; reflexionar sobre las historias de esperanza propuestas en su sitio web para profundizar en el significado de la Cuaresma. Dichas historias de esperanza son testimonios del trabajo que la CRS lleva a cabo en todo el mundo, las cuales van acompañadas “de una receta simple y sin carne que las familias están invitadas a preparar los viernes durante la Cuaresma”.

Hay que recordar que las donaciones recogidas a través de un “Plato de arroz” se utilizan para apoyar el trabajo de la CRS en aproximadamente 45 países de todo el mundo y en diferentes diócesis. Desde su creación en 1975, la campaña de Cuaresma ha recaudado casi 300 millones de dólares hasta ahora.

 

 

Ciudad del Vaticano